21 junio 2021

ANMAT: “CABINAS DE DESINFECCIÓN” NO ESTÁN AUTORIZADAS


Desde el organismo, aseguran que no hay evidencia que demuestre su eficacia y seguridad para ser aplicados sobre personas con el fin de descontaminar para COVID-19.

Viernes, 1° de mayo de 2020.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) advirtió que las “cabinas sanitizantes o túneles de desinfección” no se encuentran autorizadas.

A pesar de que determinados productos utilizados para este tipo de mecanismos están inscriptos ante este organismo, su eficacia y seguridad está demostrada para el uso en superficies inertes distintas a las propuestas. Aseguran que no hay evidencia que demuestre su eficacia y seguridad para ser aplicados sobre personas con el fin de descontaminar para COVID-19.

 

Asimismo, la ANMAT recuerda que los desinfectantes de superficies requieren tiempos de contacto variables para ser efectivos. Por ello, al ser aplicados sobre las personas, aún en baja concentración o por tiempo breve, puede causar potenciales efectos irritantes para la piel y mucosas, reacciones cutáneas, lesiones oculares y afectación del tracto respiratorio.

A causa de ello, el organismo recomienda no utilizar este tipo de dispositivos de rociado de sustancias químicas sobre el cuerpo humano.

Por qué no recomienda la ANMAT el uso de “cabinas de desinfección”

Actualmente no mostraron efectividad en la desinfección o la reducción de los contagios. Además, aporta una falsa sensación de seguridad en las personas, conduciendo a que se descuiden de las medidas básicas de prevención establecidas, como el lavado frecuente y consciente de manos y el distanciamiento social preventivo y solidario.

 

La ANMAT recuerda las medidas vigentes para la prevención del coronavirus:

– Distanciamiento social manteniendo una distancia de 2 metros entre cada persona y evitar asistir a lugares concurridos.

– Lavado de manos frecuente con agua y jabón, o en su defecto, desinfectarlas con soluciones hidroalcohólicas al 70%.

– Uso de barbijo social como barrera física que cubre nariz, boca y mentón que ayuda a disminuir el riesgo de contagiar a terceros.

– Desinfección de superficies con productos autorizados.