13 junio 2021

LA AYUDA A EMPRESAS ALCANZA LOS 850 MILLONES


Representa  un 3% del PBI -El ministro de Desarrollo Productivo Matias Kulfas anticipó la ampliación de las medidas de ayuda a las empresas para paliar los efectos de la pandemia y el aislamiento.



 

Martes 21 de abril de 2020.

El gobierno nacional destinará $ 850.000 millones, casi 3 puntos porcentuales del Producto Bruto Interno (PBI), en distintos tipos de ayuda para mantener el empleo y las empresas, en medio de las restricciones que se generan por el aislamiento decretado para combatir el coronavirus.

Así lo anunciaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el de Trabajo, Claudio Moroni, durante una conferencia de prensa celebrada en la Casa de Gobierno, al finalizar la reunión de Gabinete Económico que fue encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

“Todas las empresas pueden acceder” a los beneficios del programa de Asistencia al Trabajo (ATP), dijo Kulfas, quien además destacó que la decisión de abonar el 50% de los salarios de los trabajadores a través de la Anses tiene por objetivo "dar certidumbre a las empresas que están padeciendo los efecto de esta pandemia".

Kulfas explicó que estas medidas suponen una erogación fiscal de $ 107.000 millones, que sumadas a las anteriores, como el IFE de $10.000 o el aumento a las AUH, “suman da un paquete de $ 850.000 millones, que equivale al 3% del Producto Bruto”.

Moroni, en tanto, destacó que “el objetivo sigue siendo preservar la salud y mantener el empleo para cuando esto pase”, y explicó que con estas medias “lo que hemos cambiado es que esto es para todas las empresas independientemente de su tamaño”, a diferencia de la versión anterior.

El titular de la cartera laboral destacó que el Gobierno está "tratando de evitar que se corten los contratos de trabajo” y negó que existan “pérdidas de puestos de trabajo masivos”.

Moroni rechazó que existan despidos y rebajas de salarios compulsivas y recordó que las únicas autorizadas “son las acordadas entre las empresas y los sindicatos, y que a su vez tienen que ser homologadas por la cartera de Trabajo”.

"Ampliamos el programa que anunciamos a principio de abril, a todas las empresas afectadas por la pandemia. El Estado, a través de Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social), le va a depositar en mayo el 50% del salario a cada uno de sus trabajadores. Es para todo el sector privado afectado por la cuarentena", dijo el ministro.

Kulfas destacó que 420.000 empresas “se inscribieron en este programa, sobre 600.000 que hay en Argentina”, y sostuvo que “esto quiere decir que dos de cada tres empresas han considerado que están afectadas por la cuarentena".

Precisó que “el salario mínimo es el piso” de la contribución del Estado a los privados, y remarcó que "el seguro de desempleo se extiende hasta $ 10.000” desde los $ 6.000 que estaba actualmente.

Kulfas explicó que se implementará un crédito de $ 150.000 por monotributista o trabajador autónomo, “que se le deposita en la tarjeta de crédito para que pueda financiar sus gastos”, y que lo pagará a partir de octubre en 12 cuotas sin interés.

En este marco, Moroni destacó que “estamos analizando la situación de los monotributistas” que están en el Veraz, y que quieran acceder a este préstamo.

No obstante, remarcó que no se entregará con dinero en efectivo, sino que será un crédito para ser usado a través de la tarjeta en la que el Estado será el garante de la tasa de interés del 0%.

En otro orden, Kulfas, adelantó que “vamos hacia una cuarentena más administrada” en los próximo días, para habilitar actividades por provincia y por sector, pero tratando de evitar la aglomeraciones.

“Vamos a analizar junto a los gobiernos provinciales para habilitar más turnos de producción” en distintas actividades, pero “evitando que haya aglomeraciones en las fábricas y en el transporte público”, dijo Kulfas.