24 junio 2021

Coronavirus: "NO SIRVE REGAR LAS CALLES CON CLORO"


Distintos municipios bonaerenses implementaron sistemas de desinfección con camiones regadores que arrojan cloro diluido en agua. Sin embargo, los especialistas advierten que la medida no tiene “ningún impacto en la evolución de la enfermedad". En otros países se prohibió este tipo de acciones porque además generan un daño ecológico.

Sábado, 4 de abril de 2020

Ante la necesidad de mostrar iniciativa en el marco de la pandemia, varios intendentes toman medidas que logran visibilidad pero no son aconsejadas por los expertos. Es el caso de la desinfección de las calles con cloro diluido, algo que en varios municipios fue publicitado en los últimos días.

 

EL VIRUS ESTÁ EN LA NARIZ Y LA GARGANTA

La reconocida infectóloga de La Plata, Silvia Gonzalez Ayala, aseguró: “El virus está en la nariz y la garganta de las personas. Es una medida higiénica suplementaria que no impactará en la evolución de la enfermedad.” “Días atrás recibimos consultas de intendentes que querían instalar una especie de lluvia en los ingresos de sus localidades. Nosotros lo desaconsejamos y lo comparamos con lo que ocurre en las escuelas cuando hay un caso de meningitis meningocócica. Muchos directivos deciden cerrar dos días para desinfectar pero no tiene sentido porque después vuelven las personas que son las que tienen el virus en la nariz y en garganta”, señaló la especialista.

“Hay ciudades de Europa que higienizan veredas y calles con hidrolavadoras diariamente desde mucho antes de que existiera el COVID-19 . Si quieren tomar este tipo de medidas que lo hagan pero no tendrá ningún impacto”, subrayó la experta.

En otros países como Francia este tipo de desinfecciones públicas con derivados del cloro directamente fueron prohibidas porque no tienen efectos en la lucha contra la pandemia y además generan un daño ambiental.

Estas sustancias son neurotrópicos tóxicos que no se degradan de forma natural y, además, se acumulan en el medio ambiente, en particular en el aire y la tierra.

Y CONTRA EL DENGUE?

En la capital bonaerense, algo similar había sucedido con las medidas adoptadas contra el dengue. Ante la proliferación de casos autóctonos, el municipio divulgó fotos de trabajadores fumigando espacios verdes. Sin embargo, un experto de la UNLP señaló que desde el punto de vista científico no tenía ningún sentido.

“Contra el Aedes aegypti no tiene sentido fumigar porque no es común que estén en plazas y espacios públicos. Es un mosquito que vive adentro de los hogares, en los patios, en el cementerio y en las gomerías”, dijo el investigador del CEPAVE, Juan José García, y agregó: "Pero la gente quiere ver humo porque se cree que con eso está más protegida”.

 

Fuente: InfoBlancoSobreNegro