13 junio 2021

EL TURISMO LA ROMPIÓ


Las economías regionales tuvieron ingresos por $237.500 millones por turismo en una temporada de verano récord, con 31,6 millones de personas que eligieron vacacionar en el país, aseguró la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).



 

Con 6,9% más de turistas y excursionistas que en la temporada 2019, el consumo directo registró un aumento de 5%, favorido por «el surgimiento del dólar turista, que alejó a muchas familias de los destinos internacionales, y el buen clima durante todas las vacaciones», amplió la entidad.

«El impuesto del 30% sobre los gastos en el exterior favoreció a los destinos nacionales que fueron priorizados por sobre Brasil, Uruguay, Chile o Miami, que compiten directamente con las plazas argentinas en sectores de población con ingresos medios y altos, especialmente en febrero», afirmó la CAME en un comunicado.

Según la entidad, «a eso se sumó un clima muy bueno, que alentó a planificar viajes sobre la marcha con estadías acordes a los tiempos del verano», de 4,2 días promedio, similar al año pasado, y un gasto diario de $1.792 por persona (50,1% superior a 2019).

Mar del Plata, Villa Gesell, Villa Carlos Paz, Mendoza, Puerto Iguazú, Las Grutas y Bariloche estuvieron entre los destinos turísticos más buscados por los argentinos para estas vacaciones.

Ciudades como Mar del Plata, según el ente de turismo local, tuvieron en febrero el mejor registro en 30 años, con casi la misma cantidad de turistas que en enero siendo que ese mes suele ser muy superior.

Se estima que la ciudad recibió 1,2 millones de turistas en el segundo mes del año; y, entre diciembre y enero, fueron 3,5 millones los visitantes, 11,1% de los turistas que viajaron en el verano.

Sólo para Carnaval hubo alrededor de 290 mil personas (13,4% más que el año pasado) y la transformaron por segundo año consecutivo en el destino más reservado de la Argentina para esta fecha.

También se destacó Pinamar, que trabajó con una ocupación casi plena en enero (94,5%), registrando un aumento de 19% frente a enero 2019, y una estadía por encima del promedio nacional (6,2 días).

Una ciudad que por segundo año consecutivo logró ubicarse en los destinos del verano fue Termas de Río Hondo, explotando muy bien su aeropuerto, su autódromo, sus dos costaneras y las termas.

El feriado de Carnaval, a fines de febrero, posibilitó también un fuerte despliegue de turistas por todo el país, tanto hacia la costa argentina como el Litoral. (Télam)