25 julio 2021

Junín: RECLUSOS RESTAURAN IMÁGENES


A un año de la creación del voluntariado católico que funciona en la Unidad 13, 80 internos ratifican su compromiso con las acciones solidarias y restauran imágenes religiosas en la capilla del establecimiento.



Domingo 11 de agosto de 2019.

 

Las familias de los voluntarios colaboran con acrílicos y pinceles para la puesta en valor de las imágenes que acercan.
El grupo del voluntariado católico es coordinado por el párroco de la Unidad 13, Gustavo González quien acompañado por catequistas lleva adelante diariamente las tareas solidarias que desarrollan el grupo de internos. Las mismas, benefician a entidades educativas, sociales y culturales. Algunas de las actividades realizadas por el último tiempo son el reciclado y restauración de productos en desuso y la donación de rosario y ropa a personas necesitadas.
En sus acciones solidarias, el grupo de internos cuenta con el apoyo del Servicio Penitenciario Bonaerense, ATIADIM, RSU ambiental, y la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Buenos Aires.
En pos de la profesionalización del trabajo que los internos llevan adelante en los talleres del establecimiento penitenciario, fueron capacitados previamente en distintos oficios como técnico ceramista, carpintero, restaurador de muebles, costura y serigrafía entre otros.
Claudio, un interno que está pronto a recibir el título de Técnico Ceramista, es quien guía en la reparación de las imágenes religiosas a sus compañeros. Además, se encarga de asistir al sacerdote como monaguillo en las misas que se celebran en la Unidad 13. “Cuando comencé a colaborar en la iglesia mi vida era un caos. Hoy estando cerca de mi libertad comprendí que Dios me brindó las herramientas necesarias para sanar y triunfar. Entré a la cárcel siendo adicto a las drogas y me voy a ir con la seguridad de poder vivir una libertad llena de fe y solidaridad, dándole valor a mi vida y la de los demás” explicó Claudio quien agradeció a las autoridades del establecimiento por su trabajo en la reinserción.
Por su parte, Marta, una de las catequistas que colaboran con el voluntariado explicó que “los internos siempre están dispuestos a ayudar, se asisten entre ellos. Es maravilloso el trabajo que hacen y como se manifiesta su fe”.