18 enero 2022

Día del asma: AIRE A LA PREVENCION



Martes 7 de mayo de 2019.

Unas 500 millones de personas tendrán asma en 2050 -el doble de los casos que se estiman hoy en el mundo- y se prevé también un crecimiento exponencial de las alergias como consecuencia de una alta contaminación ambiental y de formas de vida con poco contacto con el aire libre, aseguraron especialistas en el marco del Día Mundial del Asma.
“La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay en el mundo unas 235 millones de personas con asma, y para 2050 se prevé que serán unas 500 millones”, detalló Wenceslao Sánchez de la Vega, vicepresidente de la fundación Fundaler, quien consideró que “este incremento se viene observando desde hace algunos años, y es una consecuencia de los cambios en las formas de vida”.
El aumento de la población en las áreas urbanas, la creciente producción de bienes a costa de la contaminación del medio ambiente y una forma de vida con menor contacto con el aire libre, son algunas de las causas que los especialistas mencionan como posibles determinantes de esta tendencia.
“Los pacientes con asma -señaló por su parte el doctor Jorge Máspero, del Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias (Fundación CIDEA)- sufren un enorme impacto de la enfermedad sobre su salud, lo que se traduce en pérdida de días de escuela y en una productividad significativamente más baja cuando se hallan en presencia de síntomas, y en muchos otros tipos de limitaciones en su vida cotidiana”.
“Por esto -continuó- el control del asma es un objetivo ineludible no sólo porque lograrlo mejora la calidad de vida del paciente y reduce o elimina cualquier limitación que el asma pueda causar, sino también porque disminuye enormemente el riesgo de exacerbaciones o crisis de asma y el consiguiente riesgo de visitas a salas de emergencia, eventuales internaciones e incluso la muerte”.

EN LOS CHICOS
De acuerdo a investigaciones desarrollas por Fundaler, existe en algunos casos una vinculación entre el asma y la rinitis alérgica: el 80 por ciento de los pacientes con asma tienen también rinitis, y el 40 por ciento de los riníticos tiene asma.
En el caso de los más chicos, quienes padecen rinitis alérgica tienen 4 a 6 veces más posibilidades de llegar a tener asma, en tanto que en los niños de 6 años la prevalencia de la rinitis alérgica es del 39.9 por ciento y tienen un factor de riesgo de llegar a tener asma de 4.05 %.
Por su parte, en los niños de 12 años la prevalencia es del 33 por ciento y el factor de riesgo asciende a 6.17 %.
“Las causas que originan las crisis de asma son múltiples y pueden ir desde el polen, un alimento, hasta un medicamento, y por eso el primer paso es identificar el origen”, sostuvo Sánchez de la Vega.