17 enero 2022

TRABAJADORES EN CONDICIONES DEPLORABLES


Las personas estaban en un campo privado con plantaciones de papa, donde faltaban baños, las casillas no estaban en condiciones y la comida no era la adecuada, por lo que se suspendieron actividades laborales en un campo ubicado en el partido de Alberti.



Martes 22 de enero de 2.019.

Días pasados, se suspendieron las actividades en un campo privado con plantaciones de papa, ubicado en el partido de Alberti donde faltaban baños, las casillas no estaban en condiciones y la comida no era la adecuada.
La detección de estas irregularidades se dio en el marco de las inspecciones que llevan adelante el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) y el Ministerio de Trabajo de la nación, en forma conjunta, en diferentes establecimientos rurales de la Región.
Al respecto, Rodrigo Esponda, delegado provincial del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), al ser entrevistado por TeleNoticias (TeleJunín), se rerió a la situación existente, donde trabajadores rurales migrantes eran alojados en pésimas condiciones.
“Nuestra potestad está en el requerimiento, en la inscripción en nuestros registros, pero cuando salimos a hacer fiscalizaciones tratamos de ir acompañados por los delegados o inspectores del Ministerio de Trabajo, para que las inspecciones sean mucho más abarcativas y estén contempladas todas las actividades. Normalmente estamos haciendo este trabajo en los meses de diciembre y enero, cuando se intensifica, dado que hay una cantidad de trabajadores migrantes que llegan a nuestra región por las actividades de los semilleros, por todo lo que tiene que ver con el maíz, que es la actividad que más migrantes requiere”, explicó Esponda.
Con relación al procedimiento en Alberti, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires explicó que “se llevó adelante una serie de inspecciones en un campo privado con plantaciones de papa. El objetivo de los inspectores de la cartera laboral fue vericar las condiciones de higiene y seguridad de los trabajadores”.
En la fiscalización, de la que también participaron representantes de Renatre y Uatre, se entrevistaron a 36 trabajadores, constataron las condiciones de contratación, documentación del propietario del campo, seguridad laboral y situación de habitabilidad en el predio.
El informe apunta que allí, se labraron las actas correspondientes y se solicitó que se readecuen las instalaciones para una mejor calidad de vida. “En momento de la inspección se constató que los trabajadores vivían hacinados en contenedores y en una casa en mal estado. Además, se detectó que en el predio no había baños ni conexiones de agua potable”, señalaron desde el Ministerio.

Fuente: Democracia - Junín.