2 febrero 2023

UNA PELÍCULA, LA VIDA DE "PAPELITO"

Lunes 24 de septiembre de 2018.

Quién no ha escuchado alguna vez hablar de “Papelito”, ese particular circo lleno de historias que recorrió la provincia de Buenos Aires llevando humor, gracia y alegría de la mano de Carlos Brighenti. En nuestra ciudad, como en las cientas que visitó, abundan coincidentes anécdotas de los shows que se anunciaban (Los patos zapateadores o Los cantores del Alba), de las particularidades de su carpa (“la carpa es vieja pero los agujeros son nuevos” repetía en cada ciudad), de su humor desopilante y fresco, pero sobre todo de las virtudes de ese hombre que se reía de sí mismo y tenía la capacidad de conmover a su eventual público, con lo más simple.

Es así que “Papelito” Brighente, a quien podríamos denominar como el ‘capocómico’ de la Pampa Húmeda, se ganó un lugar en el corazón de al menos tres o cuatro generaciones que lo disfrutaron cada vez que se presentaba, humilde pero con una gran riqueza y un enorme amor por su vocación. Fueron más de cuarenta años de circo, cuatro décadas de magia que brindó este hermoso exponente de la cultura.

Hoy, a ocho años de haber vendido el circo, el creador de Papelito, Carlos Brighente, recordó su vida de artista y habló de sus proyectos actuales, entre los cuales se destaca la filmación de una película y un libro que piensa publicar en el mes de noviembre.

La idea de la película tomó forma hace un año, hoy está en etapa de postproducción y cuando esté lista piensan llevarla principalmente a los lugares donde “Papelito” cosechó mayor fama e inclusive tenerlo presente a Carlos en carne propia durante los estrenos.

Quizá Carlos sea uno de los últimos exponentes del Circo Criollo que, como bien describe Raly Barrionuevo en las estrofas de una chacarera, aun anda por los pueblos “desenterrando recuerdos”.

En la fan page de facebook de “Papelito: La película” se describe este film de la siguiente manera: “Papelito: Un documental que recoge la vida del creador del último circo criollo de la Argentina.

Papelito, tal el nombre con el que se conoce desde siempre a Carlos Brighenti, levantó el circo en una carpa que zurció con bolsas de arpillera. Reunió unas pocas sillas y, junto a un puñado de artistas, montó uno de los más queridos y recordados escenarios picarescos que hizo parte de la vida social y cultural de ciudades y pueblos de la provincia de Buenos Aires. A bordo de su auto, el artista aún recorre clubes de barrios, peñas, salones sociales y festejos populares. Papelito, cuenta la vida de un hombre, la historia de un circo, la memoria de un arte que se extingue.”