28 septiembre 2021

Sociedad Rural: "AÑO A AÑO, EL CAMPO VUELVE A INVERTIR"


La Sociedad Rural de 9 de Julio a través de una charla con el periodismo, hizo un balance de la situación que vive el sector agropecuario y la ciudad. Fue en un agasajo que le brindó en sus instalaciones a los periodistas, por su día. 

Miércoles, 13 de junio de 2018

Este martes por la noche, la Comisión Directiva de la Sociedad Rural de 9 de Julio, encabezada por su presidenta, Graciela Vadillo, realizó una cena de agasajo para los trabajadores de la prensa local.

En un paréntesis de la misma, la propia Vadillo abrió la charla con los periodistas para dirigirse a los medios presentes en un breve análisis de la situación que atraviesa el sector del campo y su futuro. Al respecto fue optimista y detalló que “siempre miramos hacia el futuro. Los malos momentos y tragos amargos hay que pasarlos, como lo hace el productor. En algún momento saldrá el sol y las cosas van a cambiar”.

Más tarde, el secretario Fernando Mato se refirió a las próximas campañas de siembra y aseguró que “la expectativa es interesante y el precio acompaña. En la campaña que viene, el campo invertirá 10 mil millones de dólares entre trigo, maíz y soja; esto es un 20 por ciento del acuerdo que la Argentina hizo con el Fondo Monetario. Todos los años el campo invierte fuerte a la economía y sigue poniéndole el hombro al país”.

Por su parte, Aldo Esteban se refirió a la crisis de la industria lechera y al déficit con respecto a los caminos rurales: "la situación es gravísima y no es de ahora, sino desde hace unos cuantos años. Hoy por hoy la leche se debería pagar al productor unos 31 o 32 ctvs de dólar, es decir unos $8 y sin embargo en pocos casos llega a los $6 y la mayoría cobra muchísimo menos. En los últimos tiempos han desaparecido unos mil tambos más", se lamentó el productor. Con respecto a los caminos, aseguró que “no es una problemática solo de 9 de Julio, sino de todo el país. Las entidades municipales tienen que hacer muchísimo al respecto. Hay que trabajar mucho en desagües y canales. Tenemos que usar otras tecnologías porque cada año se gastan horas hombres, combustibles y maquinarias que resultan obsoletas. Con todo lo que aporta el sector, los caminos troncales ya no deberían ser de tierra”.