2 agosto 2021

Villegas: GRAVE AMENAZA A UN PERIODISTA

 

Un truculento mensaje esperaba al periodista de Noticias en el Face y fotógrafo de diario Actualidad, Mario Soria, al salir de su casa: 3 proyectiles habían sido dejados en el tapial de su vivienda. La amenaza -casi mafiosa- contaba con una particularidad que la hace más espeluznante aún: se trataban de balas de arma reglamentaria (9 mm) usadas por la Policía.

Jueves 26 de abril de 2018.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 8.20 horas, cuando Soria se dirigía a su trabajo. “Cuando voy a salir encuentro 3 balas en el tapial del frente de casa, al costado de la puerta de rejas. La Policía me dijo que eran balas reglamentarias, 9 mm. Lo primero que hago es hablar con unos albañiles que están en una construcción al lado de casa, les pregunto si habían visto a alguien por ahí y me dijeron que no. Después llamo a una persona de mi cercanía y enseguida a la Policía. Llega un patrullero, después otro auto de civil. Se quedaron tomando fotografías y dijeron que van a hacer algunos peritajes necesarios. Lo que quiero saber es a qué hora las dejaron y, si es posible, quién fue. No es nada grato salir de tu casa y encontrar eso ahí”, comentó Soria.
El periodista supone que el motivo de esta amenaza está vinculado con la publicación de una noticia sobre la denuncia efectuada por dos efectivos del CPR a un superior. “Lo tomo como una intimidación. En los últimos días hubo una noticia importante que fue la denuncia de dos efectivos policiales del CPR en contra de un superior por supuestas actividades ilegales, por supuestos ilícitos cometidos. Yo publiqué esa noticia en mi página y tuvo mucha repercusión y está dando que hablar a nivel regional. Pienso que dejaron esos proyectiles por la publicación de dicha noticia, justamente porque tiene que ver con efectivos policiales y los proyectiles son de arma reglamentaria. No lo puedo asegurar, pero sí lo puedo asociar con la publicación de esa noticia”, subrayó.
Soria destacó que a uno de los denunciantes también le dejaron balas en su domicilio. “Es una situación que se está yendo de las manos. Sé que hay algunos productores rurales que han estado expresando la queja con algunos funcionarios, pero cuando las personas no se animan a denunciar por miedo a represalias, mucho no se puede hacer. Ahora hay dos denuncias y creo que algunas personas pueden sentirse tocadas. Creo que se puede destapar una olla muy interesante”, destacó.
Y agregó: “Entiendo que los medios de comunicación nos tenemos que jugar para dar a conocer algunas cosas. Sé que se me ha cuestionado por publicar las denuncias, pero prefiero hacerlo y quedarme tranquilo; y no quedarme leyendo el comunicado oficial de distintas instituciones. Creo que los medios tenemos cierta responsabilidad sobre algunos temas”.
La denuncia fue radicada en la Ayudantía de Fiscalía, ante el Doctor Martín Leiva. La propia Policía aconsejó a Soria que radique la denuncia allí, para garantizar que se trabaje de manera independiente.
“Tengo dolor en el estómago y no puedo pensar de manera tranquila, pero no lo tengo que tomar trágicamente. Desde hace un mes estamos pensando con un vecino en poner un sistema de cámaras compartido, que enfoque las dos viviendas”, confió Soria.
Por último, apuntó a los responsables de la seguridad del distrito, aunque no mencionó a nadie específicamente: “Creo que se puede hacer más de lo que se está haciendo, creo que hay personas que están cumpliendo funciones que no deberían estar cumpliendo y cada vez dudo más de la capacidad para tomar decisiones que tienen quienes ocupan lugares importantes. No es posible que no se enteren de lo que comentan los vecinos, aunque éstos no se animen a denunciar. Tal vez sí se enteran, pero después dicen ‘yo no sabía nada'”.
Fuente: Diario Actualidad