4 diciembre 2022

Rutas Nacionales: ELIMINAN MUCHAS CABINAS DE PEAJES

Hasta que se terminen las obras proyectadas en los corredores, dejarán de cobrar las que estén ubicadas en tramos que no tengan mejoras; pasarán de 50 a 26 estaciones.

Viernes, 25 de agosto de 2017

El Gobierno prepara un nuevo esquema para las rutas con peaje que trae una novedad. El proyecto prevé la eliminación de la mitad de las cabinas que hoy cobran el paso de cada vehículo. Pero a no entusiasmarse demasiado: la medida se aplicará hasta que se terminen las obras previstas en cada uno de los corredores.

De las 50 cabinas existentes en las rutas nacionales, quedarán entre 24 y 26. Para eliminar o dejar cada una se tomará el estado de la traza. Por caso, las que estén en caminos de doble mano y sin mejoras que justifiquen el canon de tránsito se eliminarán por un tiempo.

Según confiaron fuentes oficiales que conocen el proyecto, esta situación se va a mantener hasta que se termine la obra que, en todos los casos, contempla la construcción de rutas seguras, autopistas o autovías. Recién entonces se volverán a instalar las cabinas.

El boceto se verá dentro de poco más de un mes, cuando se abra una sala para que las empresas interesadas en revisar la propuesta de concesiones futuras puedan hacer las consultas y entregar las consideraciones que necesiten. Cerrado ese data room, se confeccionarán los pliegos de licitación. Los cambios no se limitan a las cabinas. En el país hay alrededor de 9000 kilómetros de rutas con peajes divididos en nueve concesionarios. Según los planos preliminares, quedarán alrededor de 8000 cuando se hagan cargo las nuevas empresas concesionarias.

Otra de las modificaciones es que las obras se realizarán bajo el programa de Participación Público Privada (PPP), un esquema que está previsto en una ley que se aprobó el año pasado y que es una de las herramientas con las que el Gobierno piensa construir infraestructura.

Los consorcios que se presenten, seguramente, deberán estar integrados al menos por una constructora y un banco que financie la inversión. Presentarán su propuesta para realizar las obras en cada corredor a cambio de un pago.

Fuente: La Nación