16 mayo 2022

VOLVE PRONTO, QUE FALTA ALGO

Jueves 17 de agosto de 2017.

 

Por estas horas ya todos saben, o más bien sienten que a la ciudad le falta algo… o tal vez mucho. El cierre de “La Subasta” ha dejado un bache no solamente en la noche de la ciudad, sino también en el hallazgo rápido de un punto de reunión con los amigos.
Si bien es cierto que “este pueblo no tiene un lugar donde ir a tomar un café a la hora que se te antoje”, como comentó días atrás un señor de… ¿68?; poniendo en evidencia que a todas las generaciones que viven en la ciudad de las rotonditas les están faltando lugares amigables para la charla tranquila y pausada; la esquina de Robbio y La Rioja, así, como se la vé, dormida y sin una luz tenue, pero a la vez radiante para el encuentro; duele.
Algunos movimientos que se observan en el interior alientan la esperanza de una pronta resurrección, y la leyenda del Ave Fénix se hace carne en cada uno de nuestros agnósticos corazones, aferrándonos a la esperanza que, con la vuelta de este lugar tan significativo para muchos, también vengan otros que no sean para un determinado público, sino también “para todos”.