20 enero 2022

$ 1.700 MILLONES PARA EL SALADO

En base a un contrato suscripto por el Ministerio de Interior, Obras Públicas y Vivienda se destinará ese monto para esa región bonaerense.

Jueves 1 de junio de 2016.

“Estamos concretando desde el Gobierno nacional una fuerte inversión en obras estratégicas en la cuenca del Río Salado que le cambiarán realmente vida a la gente y que son de vital importancia para una de las zonas más productivas del país” remarcó el ministro, Rogelio Frigerio.
Destacó además que “desde el Gobierno nacional trabajamos en conjunto con las provincias y municipios para dar respuesta a los problemas concretos de los ciudadanos”.
Por su parte, el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua subrayó que la inversión “se suma al compromiso de aportar 1000 millones de pesos suscrito ayer en el comité del CIRHNOP (Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana) para obras de adaptación al cambio climático en la provincia de Buenos Aires”.
“El proyecto es un trabajo conjunto con la provincia de Buenos Aires, los comités de cuenca y el Gobierno Nacional, e implica revertir años de falta de planificación e inversión en infraestructura”, añadió.
Las obras permitirán salvaguardar de las crecidas a 1.800.000 de hectáreas productivas de los partidos bonaerenses de General Rodríguez, Lobos, San Miguel del Monte y Roque Pérez.
Los trabajos representan la puesta en marcha del tramo 4 del Plan Maestro del Salado y posibilitarán, además, canalizar el excedente de agua hacia zonas que requieren riego y generar cientos de empleos en forma directa e indirecta.
Comprenden los primeros 27 kilómetros correspondientes a la ampliación de la capacidad del río (de Las Flores hasta Bragado) e incluyen el ensanche y la profundización de su cauce.
Además, se ejecutará el reemplazo de aquellos puentes que son obsoletos o insuficientes para la nueva condición de diseño del proyecto y el dragado lineal en las lagunas de Las Flores Chica y Grande.
Las obras fueron adjudicadas a las empresas Pentamar, Dyopsa - Supermento (UTE) y Helport - Chediak (UTE)