23 septiembre 2021

POR HOY, COMAMOS "CHANCHO"

2014-05-05-20-22-52

Sábado 6 de mayo de 2017.

Tómese un minuto para reflexionar: ¿piensa todos los días en bajar de peso?, ¿ha hecho alguna vez dieta?, ¿ha logrado bajar los kilos que se propuso?, ¿cuántas veces lo ha intentado? El Día Internacional Sin Dietas pretende dar un nuevo giro a las preguntas anteriores, centrando el interés en la autoaceptación de nuestro cuerpo.
Una tarde de 1992, luego de contemplar un programa de televisión donde se mostraban estómagos de mujeres con los efectos adversos posteriores de una gastroplastia vertical (operación de control del peso que utiliza una banda y grapas para crear una pequeña bolsa de estómago), la británica Mary Evans Young, decidió dar un nuevo giro a su vida: “A una de las mujeres se le descoció una de las grapas, y producto de aquello, tuvo que pasar por tres operaciones más. También se mostraba el caso de una niña de 15 años que hubo de cometer suicidio por sus problemas de peso, pese a que su talla era 14“.
Rehabilitada de anorexia, Evans Young inició una famosa campaña denominada “Fat Woman Bites Back” (“Las gordas devuelven el mordisco”), enviando un comunicado de prensa a los medios británicos, con el objetivo de situar el tema de la anti dieta y la aceptación propia en la opinión pública. El comunicado obtuvo gran popularidad, logrando una entrevista en la televisión nacional en horario prime.
“Sin pensarlo mucho, al final de la entrevista dije: <<no se olviden de celebrar el día internacional sin dietas>>. Luego de eso, se decidió realizar un picnic en Hyde Park para llevarlo a cabo”, comenta Evans Young en el sitio oficial de la campaña. Sin embargo, en aquel mayo de 1992, la reunión no se llevó a cabo por causas de lluvia. En vez de eso, la activista británica citó a los invitados a su propia casa, donde inauguró primer el Día Internacional Sin Dietas.