19 octubre 2021

Adhesión Bloque PJ-FPV: MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

carta-lectores lector opinion

Sábado, 24 de marzo de 2017

Fue el más brutal golpe cívico militar de las corporaciones dueñas de la riqueza y de sus socios imperiales, en contra del pueblo. Desde el control directo de Estado y mediante la ejecución sistemática de crímenes de lesa humanidad, las minorías que concentran los privilegios, priorizaron maximizar la tasa de ganancias de sus negocios.

Mediante el terrorismo de las fuerzas de seguridad, desarticularon la democracia popular, modificaron la estructura económica, destruyeron el tejido social, y quitaron conquistas y derechos a las mayorías populares. Se aseguraron el destino agro exportador del país y el desguace de las empresas públicas. Condicionaron a los gobiernos democráticos posteriores con el monumental incremento ilegal de la deuda externa. Degradaron los derechos humanos básicos. Elevaron el desempleo y la pobreza. Ampliaron la brecha social al reducir salarios y jubilaciones. Derogaron la Ley de Contrato de Trabajo.

Prohibieron  la actividad gremial. Derogaron la Ley de Inversiones Extranjeras para desnacionalizar la economía en favor de corporaciones, y con Ley de Entidades Financieras usufructuaron el crédito local y habilitaron el blanqueo de sus negociados.

La cruenta violación constitucional cuyas víctimas (desaparecidas, muertas, torturadas, encarceladas y exiliadas), fueron mayormente delegados obreros y dirigentes sociales, además de intelectuales, científicos, docentes, estudiantes y periodistas, fue promovida por patronales con abundantes antecedentes antidemocráticos, además de los principales medios gráficos, con la ayuda de los EEUU, y la alabanza desde algunos púlpitos.

En estos desgraciados tiempos donde las corporaciones agroexportadoras, económicas, financieras y comunicacionales, que concentran la riqueza retornaron al control directo del estado, ahora con voto y sin botas, a partir de un escandaloso engaño por el monumental incumplimiento de las promesas de campaña, las mayorías populares deben protagonizar acciones democráticas para recuperar conquistas perdidas, y avanzar por más y mejores.

Es el mejor homenaje en memoria de miles de las víctimas de ayer, y es el mejor presente para revertir la realidad de millones de argentinos marginados, desocupados y pobres de hoy, en lugar de seguir con actos vacíos de contenidos o de solicitadas circunstanciales, que solo muestran hipócrita recordación.

Cabe recordar que entre 1976 y 1983, el grupo que integra Maurizio Macri, liderado por Sociedades Macri (SOCMA), pasó de ser tener 7 empresas a más de 45 al concluir la dictadura, tiempo donde además logró estatizar su millonaria deuda privada.

Tal vez ello explique la indiferencia del Presidente en esta sentida cuestión, y su decisión de cerrar las dependencias que en el Banco Central y en el Ministerio de Justicia, venían investigando la complicidad de grupos económicos con los crímenes de lesa humanidad.

En un fatal retroceso que en democracia, el Presidente promueva el revanchismo, el odio y la persecución contra dirigentes políticos, gremiales y sociales, y avale escuchas ilegales y la detención arbitraria de Milagro Sala.

Bloque de Concejales del PJ-FpV