20 septiembre 2021

VENDEDOR AMBULANTE, EN UN ESCANDALO

sin-titulo

Miércoles 22 de febrero de 2017.

Desde hace un tiempo, un vendedor ambulante, radicado en 9 de Julio, se acerca al Balneario de Los Toldos para vender anteojos y bijouterie. Más de una vez, las autoridades municipales le comunicaron que está prohibido, dado que existe una ordenanza vigente que no permite la venta ambulante a personas que no tienen domicilio en el distrito.

Durante el mes de enero, lo invitaron a retirarse del Balneario en reiteradas oportunidades y el vendedor, a los gritos y en el suelo, argumentaba que lo discriminaban. Sin embargo, la entrada para bañarse y pasar el día sí la tenía permitida, por lo que varias veces dejó la mercadería en el auto que lo llevaba y pasó, sin problemas, el día junto al resto de los vecinos.

Pero el escándalo tuvo lugar el día sábado, mientras se desarrollaba el carnaval. El vendedor se puso a trabajar en el espacio no permitido y, cuando le pidieron que se retirara, comenzó a gritar, a autoflagelarse e incluso intentó subir al escenario para hablar con el micrófono. Por disturbios en la vía pública fue aprehendido y confizcaron su mercadería.

Una vez en libertad, fue a la Municipalidad a reclamar por lo acontecido. Finalmente, abandonó el pueblo y en las últimas horas no se lo volvió a ver.