3 julio 2022

EL TREN AVANZA "DESPACITO"

201701_puentelaclarita
Avanza la obra en el puente 'La Clarita', que fue dañado por la crecida registrada en agosto de 2015. 'Tenemos que trabajar para mejorar el servicio, pero sobretodo que cuando la gente se suba al tren, lo haga de una manera segura', dijo la Gobernadora de la Provincia en su visita días pasados a Chivilcoy.

Martes, 10 de enero de 2017

Restablecer el servicio de trenes es una de las metas de la actual gestión nacional para los próximos meses. La obra en el puente La Clarita, el cual fue seriamente dañado por la crecida del río en agosto de 2015, está muy avanzada.

Uno de los temas sobre los que se le preguntó en Chivilcoy a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, fue el restablecimiento del servicio del ferrocarril Sarmiento que brinda servicio a los chivilcoyanos, bragadenses, y también a los habitantes de 9 de Julio y varias localidades más. A la hora de responder, la funcionaria expresó: "En el caso de los trenes nacionales se ha realizado una inversión muy grande. En la Provincia se realizó la electrificación de la línea Roca, el soterramiento del Sarmiento y estamos en el proceso del traspaso de Ferrobaires al gobierno nacional, porque no estaban dadas las condiciones de seguridad para seguir operando".

Con respecto al tren para Chivilcoy, dijo: "Tenemos que trabajar para mejorar el servicio, pero sobretodo que cuando la gente se suba al tren, lo haga de una manera segura".

 

Sebastián García De Luca

Por otro lado, el viceministro del Interior, Sebastián García De Luca, en una entrevista que mantuvo con "Buenos Días” de Radio Chivilcoy, sobre el servicio de trenes para la ciudad, dijo: "Es muy importante porque es el día a día y para el vecino significará una reducción de los costos. El año pasado avanzamos en lo que fue la caída de las vías en La Clarita y luego se va a arreglar un pilar que nos falta en El Salado, que estará en un mes, y aumentarán las frecuencias con la llegada del tren a Bragado”.

 

 

 

Fuente: La Razón de Chivilcoy