20 septiembre 2021

UN ASUNTO CON MUCHA “VUELTA”

vuelta

Viernes 4 de noviembre de 2016.

Autoridades de la Universidad Católica Argentina (UCA) expresaron hoy su rechazo a la construcción de una “vuelta al mundo” en las inmediaciones de su sede central del barrio porteño de Puerto Madero, ya que consideraron que “conspira contra la tranquilidad del campus” y perjudicaría “la concentración y el estudio” de los alumnos.

La semana pasada, voceros de la Corporación Antiguo Puerto Madero, una sociedad anónima integrada en partes iguales por los estados nacional y porteño, anunciaron que comenzarán “en los próximos días” el proceso de licitación de la obra para la construcción de una rueda de la fortuna gigante, que se convertiría en un atractivo turístico, para el que se espera la participación de desarrolladores urbanos privados.

La idea de sumar una rueda gigante sobre el Dique 2 de Puerto Madero no fue bien visto por las autoridades de la UCA, quienes publicaron una solicitada en la que aseguraron que enviaron cartas-documento a la Corporación Antiguo Puerto Madero y al jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, para expresar "su disconformidad" con el proyecto.

La UCA planteó “la magnitud del derecho lesionado” y el “impacto ambiental previsible (contaminación visual, auditiva y gran movimiento de visitantes y vehículos)” que conlleva la instalación de una vuelta al mundo.

“Es verdad que las obras como esta existen en otras ciudades del mundo, pero la decisión de ubicarla junto a una institución educativa, a pocos metros de las aulas y salas académicas, resulta irrazonable y nociva”, señaló la universidad privada.

Asimismo, agregó que “conspira contra la tranquilidad del Campus que favorece a la concentración y el estudio, necesarios para el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje”.

“No conocemos todavía ningún estudio serio sobre el impacto debido a contaminación auditiva, flujo de personas, movimiento de vehículos y estacionamiento, y tantas cuestiones implicadas. Sin embargo, en la información entregada a los medios ya se habla de licitaciones”, añadió la UCA.

“Pensando en el bien de decenas de miles de alumnos, docentes, profesionales y directivos que buscan la calma de nuestra Universidad para estudiar, reflexionar y dialogar, no podemos dejar de expresar nuestro asombro ante esta decisión inconsulta, con la esperanza de que pueda ser revisada razonablemente, evitando avanzar en su planificación y ejecución”, concluyó la institución.

Fuente: La Nación