18 abril 2021

BUSCAN MEDICOS RESIDENTES PARA EL INTERIOR

mm_1469710357_952219

Lunes 1 de agosto de 2016.

La falta de especialidades como medicina general, pediatría o terapia intensiva en el interior bonaerense encendió la luz de alarma y para intentar revertir esa situación, el Gobierno lanzó un plan que buscará reforzar los incentivos para la radicación de profesionales en algunos distritos.
Si bien desde la Provincia aseguran que el número de médicos en relación a la cantidad de habitantes no es mala (3,94 profesionales cada mil bonaerenses), lo cierto es que sí preocupa que algunas ciudades no cuenten con especialidades necesarias.

Por eso la ministra Zulma Ortiz se reunió con intendentes del centro provincial y presentó el programa que busca paliar la falta de médicos en distritos alejados de las grandes urbes. El plan se llama “Quiero ser residente”, y busca que los municipios hagan su aporte económicos y de vivienda para motivar a los jóvenes a formarse en esas comunas e incluso desarrollar un proyecto de vida allí.
“Hay dos elementos clave para que un residente se sienta atraído. Uno tiene que ver con la calidad formativa, que desde el Ministerio nos encargaremos de garantizar y que tiene que ver con sumar instructores, nuevas tecnologías y la posibilidad de que realicen cursos”, explicó a DIB el director de Capacitación y Desarrollo de los Trabajadores de Salud, Marcelo García Dieguez. Y agregó: “El otro punto tiene que ver con el esfuerzo que harán los municipios, ya sea con darle una vivienda para afincarse, inserción laboral posterior o un plus salarial con fondos propios más allá del sueldo que cobran de la Provincia”.
En la actualidad, los residentes reciben como retribución de parte de la cartera sanitaria unos 14 mil pesos. Se encuentran cursando la residencia –que en rigor es un posgrado en servicio para profesionales de la salud que, por lo general, dura 4 años–, 4.580 profesionales, de los cuales 1261 ingresaron este año.
La primera exposición oficial sobre el programa se realizó en Azul con presencia de intendentes de la región sanitaria IX y otras comunas vecinas. A la hora de plantear el faltante de médicos, en esta región que ocupa el 16 por ciento del territorio provincial y cuenta con unos 310 mil habitantes, por ejemplo, se informó que actualmente se encuentran cursando su residencia 71 jóvenes en cuatro sedes formativas y 16 unidades de residencia.
Tras la reunión, los jefes comunales se llevaron un borrador del convenio de adhesión al programa y se espera que en dos meses exista una respuesta. “La idea es que todos puedan adherir y trabajar en conjunto para evitar lo que pasa ahora que compiten entre comunas y se sacan los residentes. Además queremos que antes de fin de año todos los municipios adhieran porque el objetivo es poder implementarlo con las residencias del año que viene”, agregó García Dieguez.
Desde el Gobierno, marcan a las especialidades como tocoginecología, pediatría, clínica médica, neonatología, terapia intensiva y medicina general como las que tienen más serios déficit.
En tanto, otra novedad de la iniciativa que destacó la ministra Ortiz es que, históricamente, la forma de asignación de los cupos para residentes era determinado por los directores de los hospitales, sin la participación de los secretarios de Salud comunales. “Ahora queremos elevar el nivel de decisión en un proceso consensuado, en función de las necesidades sanitarias de cada distrito y, de esta manera, que sean las autoridades sanitarias locales las que definan la necesidad de profesionales”, dijo.