18 abril 2021

EE.UU. TIENE AL "SAPO" CIARLO EN LA MIRA

Es por lavado de dinero y estafas con tarjetas de créditos, una maniobra por la que sus integrantes fueron condenados: compraban paquetes turísticos y los revendían en su agencia de viaje.

news_350_1447413226

Viernes, 22 de julio de 2016

La banda del “Sapo” Ciarlo quedó en libertad condicional tras más de un año de prisión. Pero parece que no se terminaron los problemas para quienes estafaban con tarjetas de crédito: ahora los investiga la Justicia de Estados Unidos.

La banda condenada en Puerto Madryn está en la mira de los EE.UU por maniobras ilícitas con tarjetas de crédito que involucrarían a bancos de ese país, la modalidad preferida de Facundo “Sapo” Ciarlo y sus cómplices: Roberto “Cabezón” Curia y César “Coco” Barlocco.

Los tres fueron sentenciados por el delito de estafas a penas de cumplimiento efectivo. Además, deben donar dinero a instituciones benéficas y reparar económicamente a las víctimas. También les decomisaron su bienes, que fueron destinados en favor del Estado provincial y varias instituciones. Tras cumplir casi un año de prisión, accedieron a la libertad condicional.

Ciarlo y sus secuaces están siendo investigados por Estados Unidos por haber realizado en ese país operaciones similares por las cuales fueron condenados. Allí, además, poseen cuentas en los bancos Citibank y Chase Bank. Ante esto, la Justicia local envió información vinculada a la banda y ahora los norteamericanos, por intermedio de su embajador en Argentina, los investigarán también por lavado de activos, según publicó el diario Jornada.

El origen de las maniobras por las cuales cayó la banda estaban localizadas en la ciudad de 9 de Julio. El procedimiento delictivo se basaba en obtener los datos de la tarjeta de crédito y de su titular, para luego realizar compras vía internet y telefónica. La operatoria se centraba en la adquisición de paquetes turísticos fuera del país que luego comercializaban con una agencia de viajes montada a tal efecto: “Frog Travel”.

Un marinero de Puerto Madryn fue víctima de esta maniobra: usaron sus datos y su tarjeta de crédito mientras estaba embarcado, y fue a raíz de su denuncia que se logró la captura de Ciarlo y sus cómplices.

Además, y después de haber realizado estafas por más de 10 millones de pesos, Ciarlo se daba una vida de millonario: realizó viajes al exterior a lugares paradisíacos (hizo 14 en el 2015), tenía autos de alta gama y propiedades.

Fuente: Clarín