23 mayo 2022

LOS FESTEJOS POR EL CENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA

Domingo, 10 de julio de 2016

A diferencia de la repercusión que tuvo el centenario del 25 de Mayo en 1910, el día de los 100 años de la declaración de la Independencia no contó con la misma resonancia internacional. Es que 1916 fue el año en que se desarrollaron las más cruentas batallas de la Primera Guerra Mundial, por lo que no se contó con destacados visitantes del mundo entero como había ocurrido en 1910.

Para entonces, en el país el clima social estaba enrarecido. “Una multiplicidad de factores convergen y hacen sumamente inestable la situación política, social y económica de la Argentina. El mandato de Victorino de la Plaza llegaba a su fin; el 2 de abril de ese año, Hipólito Yrigoyen había sido elegido como presidente de la Nación, gracias a la entrada en vigor de la llamada Ley Sáenz Peña –escribió María Teresa Fuster en su investigación El Centenario de la Independencia–. El 9 de julio de 1916, la ciudad amaneció con el resonar de campanas de las iglesias porteñas. Tras el Tedeum en la catedral metropolitana, a las 13 comenzó el desfile militar, que tuvo como corolario el atentado contra el presidente, que afortunadamente se frustró”.

En Buenos Aires, el gobierno nacional organizó los actos sin una gran repercusión popular, aunque los vecinos se acercaron a presenciar los homenajes encabezados por las autoridades e invitados extranjeros.

Crédito: Diario de Cultura