21 octubre 2021

UNA BISABUELA CON "LLAMA" PROPIA

Domingo 19 de junio de 2016.

Bisabuela de 106 años llevó la antorcha Olímpica.

0_mibu9j8f

Practica natación, juega al fútbol dos veces por semanas con sus amigas y cumple una dieta a base de pescado. A sus 106 años, la bisabuela brasilera Aida Mendes se convirtió en la portadora más longeva de la antorcha olímpica tras recorrer los 200 metros finales de la 45º etapa del recorrido rumbo a los Juegos de Río 2016.

Madre de dos hijos con cinco nietos y once bisnietos, la jubilada brasilera Aida Mendes llevó la antorcha olímpica a lo largo de dos cuadras de la ciudad de Macapá en la zona del Marco Zero, aquella que atraviesa la línea del ecuador que limita el hemisferio norte con el sur.

“Me siento muy feliz y emocionada de poder formar parte de la historia, no hay que dejarse vencer por la vejez ni por ningún contratiempo, siempre me gustó el deporte pero cuando era más joven no podía practicarlo porque tenía que trabajar todos los días para mantener a mi familia, por eso ahora disfruto tanto de nadar o jugar al fútbol con mis amigas con las que, dos veces por semana, tomo una cerveza, es un permiso peor en muy poca cantidad”, explicó esta mujer que a los 103 años batió el récord Guinness para centenarios al tirarse en paracaídas, un desafío que anhela repetir en noviembre próximo cuando cumpla 107.