27 enero 2021

¿FINDE A PATA?

201606_camionesdecombustible

Viernes 10 de junio de 2016.

Algunas estaciones de servicio empezaron a sentir hoy el impacto producido por la huelga de 48 horas llevada adelante por el sindicato de Camioneros, que reclama una suba salarial de 42 por ciento y la eliminación del Impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo.

Raúl Castellanos, secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles, había adelantado que algunas expendedoras van a sufrir los faltantes "porque no ha habido abastecimiento ayer y tampoco lo va a haber hoy".

Sin embargo, el representante del sector estacionero advirtió a los conductores que la situación "no es para preocuparse" ya que el "consumidor va a tener donde cargar" y la "mayoría" de las bocas de expendiendo tendrán reservas de naftas.

La duda que sigue abierta es si habrá abastecimiento de combustible en el fin de semana. Es que, aunque no habrá medida de fuerza, la distribución de los líquidos suele ser menor los días sábado y domingo, por lo que la reposición de los combustibles puede ser insuficiente.

Ayer, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano advirtió sobre la posibilidad de que haya complicaciones en la provisión de combustibles este sábado y domingo y alertó que las medidas de fuerza podrían extenderse hacia otras ramas que representa su federación, como las de recolección de residuos o traslado de caudales, en caso de que sigan fracasando las negociaciones en el Ministerio de Trabajo.

Hasta ahora, las empresas de la actividad ofrecieron un incremento del 28% en tres cuotas. La propuesta salarial está muy lejana al 42% que exigen los Moyano, junto a una respuesta sobre el Impuesto a las Ganancias.

"Hay compañeros a los que le están descontando entre $5.000 y $17.000 por mes y el Gobierno tiene que tomar ya cartas en el asunto. Los trabajadores no quieren que el Estado les siga quitando parte de su salario", fustigó el dirigente gremial.