18 enero 2021

"EPOC"A DE DEJAR DE FUMAR

Sábado 7 de mayo de 2016.

Este serio trastorno pulmonar, EPOC, provoca serias dificultades para respirar y puede llevar a la muerte; es previsible y prevenible.

Epoc1

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por un bloqueo persistente del flujo de aire. Se trata de una afección progresiva subdiagnosticada y potencialmente mortal que altera la respiración normal y que no es del todo reversible. De acuerdo a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 más de 3 millones de personas murieron por esta causa, lo cual representó un 6% de todas las defunciones registradas ese año.

Ante este escenario, el doctor César Saenz, médico neumonólogo, jefe del Servicio de Neumotisiología del Hospital Ramos Mejía, señaló que se trata de "una enfermedad previsible y prevenible".

"Si se la detecta precozmente y se realizan las acciones de salud correspondientes, se le puede evitar una gran pena a todos los pacientes porque es una enfermedad progresiva si no se hace algo al respecto", agregó.

De qué se trata la EPOC

La principal causa de la EPOC es el hábito de fumar. La mayoría de los pacientes que sufren esta afección son fumadores o solían serlo. La exposición a largo plazo a sustancias irritantes para los pulmones, como el aire contaminado, los vapores químicos o el polvo en el ambiente de trabajo, también pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad. Según el experto, se ha demostrado además que en algunas regiones, donde se cocina con fuego a leña también puede provocar la aparición de casos asociados a la exposición al humo a largo plazo.

Síntomas

Antes de la aparición de los síntomas característicos de la EPOC, los pacientes comienzan a notar una limitación en su actividad física. A partir de este momento, estas personas comienzan a experimentar "lo que se llama disnea, que es la sensación de falta de aire, en una actividad en la que antes no lo notaban. Este inicio de la sensación de fatiga es un indicador de que la enfermedad se está presentando y es un momento en el que el diagnóstico precoz es realmente importante", indicó Saenz. A medida que la enfermedad empeora, pueden hacerse muy difíciles actividades cotidianas como subir unos cuantos escalones o llevar una maleta.

La presencia de EPOC se confirma con una prueba diagnóstica llamada espirometría que mide la cantidad y la velocidad del aire inspirado y espirado. Como tiene una evolución lenta, generalmente se diagnostica en personas de 40 años o más. Esta enfermedad no se cura y es esencial dejar de fumar para prevenir la progresión de la enfermedad.

Dejar de fumar y la calidad de vida

Una de las preguntas frecuentes de quienes viven con esta afección es sobre el beneficio que podría tener para ellos abandonar el consumo de tabaco. Frente a estos cuestionamientos, de manera contundente, el neumonólogo señaló que "siempre dejar de fumar beneficia a la vida. Esto está demostrado en el tipo de vida, la calidad y los años que se agrega a la vida al abandonar esta práctica y de eso ya no caben dudas al respecto".

En cuanto a las lesiones pulmonares, de acuerdo al doctor Saenz el hecho de dejar de fumar hace que se detenga o, por lo menos, se lentifique de modo significativo su evolución. En este sentido, señaló que "dejar de fumar es la primera medida de salud que una persona que padece EPOC debe tomar".