24 junio 2024

Emergencia agropecuaria: CUATRO PEDIDOS

Viamonte, Villegas, Rivadavia y Trenque Lauquen pidieron la emergencia agropecuaria - Las intensas precipitaciones registradas durante el mes de abril provocaron serios anegamientos de los campos, la intransitabilidad de los caminos y crecidas de ríos que complican la situación de tambos y productores ganaderos.

20160427071704_agua_campo_3

 

Miércoles 27 de abril de 2016.

El Gobierno bonaerense adelantó para la próxima semana la reunión de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cedaba) a raíz de la preocupante situación registrada en el campo por las intensas lluvias que se registraron en el último mes, y hasta el momento ocho distritos ya presentaron pedidos para acogerse.
El encuentro tendrá lugar el martes 3 de mayo en La Plata, donde integrantes de la comisión analizarán la situación de los distritos más afectados por las intensas precipitaciones del último mes, que afectan la normal cosecha de soja y maíz.
Según pudo saber DIB, hasta el momento presentaron pedidos de emergencia por inundaciones los distritos de Rivadavia, General Villegas, Puán, General Viamonte, Adolfo Alsina, San Pedro y Zárate. En tanto, también se anotó un pedido para la zona del complejo de lagunas Hinojo-Las Tunas, en Trenque Lauquen, según confirmó el presidente de la Sociedad Rural de ese distrito, Matías Cardini.
No obstante, para la próxima semana podría haber más pedidos: así lo confirmó el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Horacio Salaverry, quien indicó que la entidad pidió a sus asociados que completen los trámites para entrar en la emergencia.
Como publicó DIB la semana pasada, las intensas precipitaciones registradas durante el mes de abril provocaron serios anegamientos de los campos, la intransitabilidad de los caminos y crecidas de ríos que complican la situación de tambos y productores ganaderos.
Las entidades del agro calificaron de “preocupante” la situación de los cultivos de soja, que empezaron a experimentar brotes por los excesos de humedad, lo que podría derivar en una caída en los rindes. Los anegamientos afectan además la actividad tambera y ganadera, complicando los trabajos en época de destete y la salida de la leche cruda.
Otro problema que afecta a los productores es el mal estado de los caminos rurales. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) advirtió sobre “una gran cantidad de caminos rurales destruidos o intransitables, impidiéndose el traslado de leche, granos y raciones”.
Igual diagnóstico trazó Chemes, vicepresidente de CRA, quien manifestó que “los caminos rurales están intransitables y no se puede sacar la poca producción. Esto va a complicar más y vamos a tener serios problemas económicos y financieros en el sector”.