18 abril 2021

UNA CARGA BIEN ECOLOGICA

 

Una firma de jóvenes emprendedores se las arregló convertir una maceta común y corriente en una fuente de energía para cualquier smartphone. El producto se llama Bioo Lite y es responsabilidad de Arkyne Technologies, la firma que consiguió canalizar la energía eléctrica que la planta produce habitualmente a partir de la fotosíntesis.

 

Viernes 22 de abril de 2016.

El proyecto no es el mismo que el difundido el año pasado y que era llevado adelante por tres chilenas (del que dicho sea de paso no se supo nada más) sino otro con sede en Barcelona.

La campaña en Indiegogo ya superó su meta de 15 mil euros que se había propuesto recaudar para fabricar el Bioo Lite y todavía le queda un mes para cerrar, por lo que las primeras unidades vendidas (los early birds tendrán la suya por poco más de 100 dólares) serán despachadas a fin de este año.

¿Cómo funciona? En principio, no es tan sencillo como enchufar el cable USB en la tierra y esperar. Debajo de la planta se ubican dos recipientes más pequeños de una bacteria que reacciona con el agua. Una vez que la planta comienza a producir energía, el compuesto gotea a través de una membrana semi-permeable que rodea los compartimentos donde está la bacteria.

 

Sin título

Luego la bacteria se alimenta del compuesto creando electrones que son conducidos por una red de nano-cables. Esos electronse se almacenan en una batería al fondo de la maceta, que finalmente tiene un cable USB que sale a la superficie.

Según los creadores de Bioo Lite, el proceso es tan eficiente que se podría recargar un smartphone tres veces al día, e incluso durante la noche.

En cuanto a la potencia de la carga, la salida es de 3,5 voltios, casi equivalente a lo que se obtiene en el puerto USB de cualquier computadora, aseguran los creadores.

Solamente hay que tener dos cuestiones en cuenta: para que el sistema funcione, obviamente hay que mantener viva a la planta; y el poder de carga depede directamente del tipo de planta que haya en la maceta. Las plantas de hojas verdes son mucho mejores que los cactus, por ejemplo.