19 junio 2021

EL AMOR, MAS FUERTE QUE LOS SUEÑOS

Sábado 9 de Abril de 2016.

Joana Bolling, la jugadora de handball se perderá de ir a los Juegos Olímpicos para donarle un riñón a su padre. Su padre Elnes sufre de una insuficiencia renal. La operación se realizó, el 5 de abril en el Sanatorio Allende, en Córdoba.

voley

Joana Bolling tomó una decisión decisiva en su vida. Después de dar muestras de talento, de esforzarse para quedar dentro de la lista del seleccionado argentino juvenil de handball que irá a los Juegos Olímpicos en Río 2016, dejó todo esto de lado por amor. Su padre, el ex basquetbolista de la Liga Nacional natural de las Islas Vírgenes, Elnes Bolling sufre una insuficiencia renal y necesita urgente un transplante. Por lo que Joana, sin durdarlo, donó uno de sus riñones a su papá.

Joana (20 años) dejó atrás un capítulo histórico en su vida deportiva. La operación y el posterior período de recuperación, recién le posibilitará volver a entrenar pasadas las Olimpíadas.

"No iba a dudar de donar por las Olimpíadas. Esto es más importante que el handball”, le dijo la chica al diario Clarín.

Elnes Bolling llegó a la Argentina de las Islas Vírgenes para jugar en la Liga Nacional. Vistiendo la camiseta de GEPU de San Luis fue Campeón en la temporada 1992/93. Jugó también en TNA.

Joana Booling y su padre Elnes, vivirán una experiencia que marcará sus vidas para siempre.