24 junio 2024

LA PELIGROSA CINTURA "A4"

La cintura A4, una nueva y peligrosa moda adolescente que crece en la web - La protagonizan chicas que cubren su cintura con una hoja de 21 centímetros de ancho. Los riesgos.

Salud-cintura-A4

Jueves 7 de abril de 2016.

La cintura A4, una nueva y peligrosa moda adolescente que crece en la web Para los especialistas, la medida de una hoja A4 es caprichosa, no se ajusta a ningún parámetro, fomenta la delgadez extrema y es inalcanzable para algunas mujeres por cuestiones genéticas.
Una hoja A4 tiene 21 centímetros de ancho. Lograr que la cintura femenina quede completamente cubierta por ella es la nueva moda en Internet. Y ya genera preocupación entre los especialistas. La razón es clara: una cintura que desaparece detrás de una hoja A4 tiene un contorno de alrededor de 60 centímetros, cuando en la mujer la medida de cintura considerada saludable puede llegar a los 84. Para los expertos, la nueva moda no hace más que fomentar la delgadez extrema y se convierte en el trampolín hacia trastornos alimentarios graves. Entre ellos, la bulimia o la anorexia.
La nueva moda nació en China y no tardó en hacerse viral en las redes sociales de ese país primero (como Weibo, una especie de Twitter chino) y de todo el mundo después.

“Invitación a la delgadez extrema”
Bajo el hashtag #cintura A4 proliferan en las red las fotos de chicas que quieren demostrar que lograron la “cintura perfecta” ocultándola detrás de una hoja.
Para los expertos todas las señales de alarma sonaron con la difusión de esta tendencia:es que subrayan que el parámetro que difunde es caprichoso y arbitrario y que no tiene en cuenta las diferencias genéticas, estructurales y aún culturales entre las mujeres.
Al contrario, la “cintura A4” representa otra invitación a la delgadez extrema y una puerta a trastornos alimentarios en aquellas chicas dispuestas a todo para alcanzarla.
Esta nueva moda nacida en China no es la primera en su tipo. El año pasado ya se había popularizado otra expresada a través de miles de fotos de mujeres que demostraban la estrechez de sus cinturas pasándose un brazo por detrás de la espalda para tocarse el ombligo con la mano.
Para conseguir semejante objetivo, las mujeres fotografiadas tenían que ser demasiado delgadas, lo que alarmó a los expertos después de que 130 millones de fotos se plegaran al desafío “llega hasta el ombligo desde atrás para mostrar tu buena figura”.
Como en esta nueva tendencia, la preocupación de los nutricionistas tiene que ver con que no sólo para muchas mujeres resulta extremadamente difícil alcanzar cualquiera de estos objetivos, adoptando dietas extremas y exponiéndose a severos trastornos alimentarios.
Para otras muchas mujeres, lograr estos objetivos es directamente imposible, ya sea por cuestiones genéticas, raciales, estructurales o aún culturales.
Según explican los expertos, la mujer china es más delgada y menuda que otros tipos de mujeres, como las germanas o aún las latinas.
Al mismo tiempo, la comida que consumen y la forma en que la consumen (de manera más lenta e incorporando más aire entre los bocados por el uso de los palillos) favorecen una mayor delgadez.
Mientras tanto, en otras culturas se come distinto y aun las características genéticas y raciales de las mujeres hacen imposible el objetivo de lograr la delgadez de una mujer china.
El resultado frente a esta situación, y a la imposibilidad de obtener la silueta considerada “perfecta” en el marco del juego, puede generar angustia y desazón, según indican los especialistas en trastornos alimentarios.

“Un parámetro caprichoso”
Para el nutricionista Norberto Russo, que preside la Asociación de Prevención de los Trastornos de la Alimentación y la Vida Sana (APADAVIS), la moda de la cintura A4 “es algo totalmente peligroso, que parte de un parámetro caprichoso y puede llevar a distintos trastornos alimentarios”.
Russo destaca que la medida de 21 centímetros de una hoja de papel ocultando la cintura “es un juego ridículo que no se ajusta a ningún parámetro, ni real, ni positivo ni científico”.
Lo peligroso, para el experto, es que “a pesar de que no tiene ningún asidero, muchas chicas, cuando se viralizan las fotos, pueden entrar en el juego, que es muy grave, porque puede hacer que arriesguen la salud”.
En tal sentido, el nutricionista platense destaca que “no existe una única estructura del cuerpo de la mujer, las hay distintas y mientras algunas pueden alcanzar una cintura estrecha, para otras es imposible por cuestiones genéticas, raciales y aún culturales, como la forma de comer”.

Las distintas figuras
Así, mientras la mujer mediterránea se caracteriza por la figura “como de guitarra” con una cintura estrecha, la germana es más pareja con la cintura menos marcada y la asiática más delgada y menuda.
Para los especialistas, uno de los problemas asociados a este tipo de moda es que una chica que genéticamente no puede alcanzar los parámetros que impone la delgadez extrema, puede caer en la angustia, la desazón o en algún trastorno alimentario severo.