17 abril 2021

DESPERTADOR PARA CONDUCTORES SOMNOLIENTOS

Viernes 25 de Marzo de 2016.

Erik Grönberger cuenta cómo se desarrolló en la Argentina el Smart Drive System, un dispositivo que detecta gestos de somnolencia, fatiga y distracción de los choferes de camiones y colectivos, y genera alarmas de alerta.

sensor

Los más jóvenes sentirán que se sumergen en la última película de James Bond; los cuarentones tal vez asocien el emprendimiento con la ochentosa serie "El auto fantástico". Como sea, lejos de los límites borrosos entre la fantasía y la realidad, el Smart Drive System existe y a pesar de su nombre, es 100% argentino.

Erik Grönberger, presidente de Save Track SA (una empresa nacional con más de 30 años de experiencia en la aplicación de tecnologías y desarrollo de negocios innovadores) detalla en qué consiste el dispositivo integrado con visión artificial que se instala en camiones y colectivos de larga distancia y previene accidentes de tránsito.

Gracias a un sensor de reconocimiento facial instalado en la cabina de manejo, el sistema detecta gestos de somnolencia, fatiga y distracción del conductor, y a modo de prevención, dispara alarmas sonoras que le advierten sobre los potenciales riesgos. Pero también, gracias a una cámara que registra un "video de ruta", es posible detectar las líneas que demarcan los carriles (si cambia de carril sin utilizar el guiño se disparará una alarma de advertencia), los bordes externos del camino, las partes no asfaltadas, y hasta las chances de colisión con otros vehículo (debido a que mide la distancia con el vehículo de adelante).

Grönberger, 29 años, licenciado en administración de empresas, contador y con un posgrado en finanzas, explica que el proyecto es el resultado de dos años de investigación en la Argentina, y que fue desarrollado por especialistas locales.

"En el proceso de armado nos comimos varios chascos. Tuvimos un astrofísico, un matemático, representantes de todos los rubros imaginables hasta que logramos formar el equipo definitivo con cinco ingenieros electrónicos del ITBA y la UTN, especializados en el área de la visión artificial y tecnología, con estudios de posgrado en universidades de Alemania y Taiwan. Se aplicaron de forma innovadora técnicas combinadas de sistemas de control y algoritmos desarrollados específicamente para el procesamiento de toda la información relevada durante el manejo", dice.

El producto está a prueba en varias flotas "madrinas" que nos ayudaron en el desarrollo y puesta a punto, a hacer las pruebas de campo. En una primera etapa todo se desarrolló en el laboratorio, pero llega un momento en el que es necesaria una "prueba de realidad". Verificar cómo funciona de noche, con la luz solar de costado, con lluvia, qué pasa con el espejismo del pavimento o cuando el chofer usa anteojos de sol o de lectura.

El precio final de venta por unidad es de US$2000, pero esa modalidad no tiene asociada ningún servicio. La otra opción es el comodato, por el que se paga un abono mensual. Nuestro modelo de negocios no contempla ventas directas al cliente final (empresas de transporte o logística). Por lo general, ellos contratan a firmas de rastreo satelital para que les brindan diferentes servicios, como cercos virtuales, rastreo, distancias de un punto al otro, etc. Nuestro dispositivo se puede agregar como un extra a eso.

El equipo es independiente, se conecta a 24 volt -que es lo que da la batería- y no interfiere en la electrónica del vehículo. Se puede integrar a cualquier equipo y usar en todo tipo de vehículo, sin importar su antigüedad.