20 abril 2024

Chivilcoy: OTRA VEZ LA RUTA 5

 

Domingo, 20 de diciembre de 2015.

Una familia de Moquehuá se accidentó en la Ruta Nacional Nº 5. Un violento choque ocurrió ayer a las 19.40 en el kilómetro 128,300 de la Ruta Nacional Nº 5 , en jurisdicción del partido de Suipacha, protagonizado por un automóvil Ford Fiesta y un camión Ford F6000.

El automóvil Ford Fiesta Max, color gris dominio LAB-832 conducido por Nicolás Ottaviano, quien viajaba acompañado por su esposa Isabel Catalina Irazusta , ambos domiciliados en Maipú Nº 221 de la localidad de Moquehuá, y una nieta de ambos, Guadalupe Videla, de 9 años , domiciliada en Espora (pardito de San Andrés de Giles) se dirigían en dirección Suipacha –Chivilcoy cuando al llegar al kilómetro 128,300 chocaron con la parte trasera izquierda de una camión Ford F6000, color azul, que atravesó la ruta para ingresar a un camino de tierra en dirección a Suipacha.

Producto de la violenta colisión el camión volcó sobre la banquina y el automóvil quedó cruzado sobre la cinta asfáltica con sus ocupantes atrapados en su interior, siendo auxiliados en un primer momento por otros automovilistas que circulaban por la ruta, hasta la llegada de bomberos que retiraron a los heridos del vehículo menor, siendo trasladados de inmediato por tres ambulancias del Hospital Esteban Iribarne.

Si bien la magnitud del siniestro fue importante, afortunadamente las heridas recibidas por la menor y su abuela no revestirían gravedad, en tanto ambos conductores resultaros ilesos.

El tránsito de la Ruta 5 estuvo interrumpido por alrededor de una hora, intervino Bomberos Voluntarios de Suipacha, Policía Comunal, CPR y Ambulancias del HOMEI.

Destacable la actitud solidaria de dos choferes de la firma ROCCA, entre los que se hallaba un bombero de Luján, de nombre Alejandro Miraglia y de un médico nativo de la ciudad de Alberti, de apellido Merlo, que ocasionalmente pasaban por el lugar y colaboraron con el rescate de las víctimas, y en el caso del médico luego los acompañó hasta el hospital interiorizándose del estado de los accidentados.