20 octubre 2021

EL CAMPO PROPONE, EL GOBIERNO DISPONE

Domingo 6 de Diciembre de 2015.

Además del pedido por las retenciones y las trabas para exportar, las entidades solicitan avanzar en más medidas para devolverle competitividad al sector.
CRA 
Las entidades del campo tienen listas las medidas que le propondrán al nuevo Gobierno para sus primeros 100 días de gestión. Además de los pedidos por la quita de las retenciones y los ROE, que el presidente electo Mauricio Macri se comprometió a aplicar "desde el primer día", las organizaciones del sector quieren que se ponga la lupa sobre otros aspectos que en los últimos años quedaron en segundo plano pero son igualmente importantes.
Son propuestas que en muchos casos incluyen reclamos históricos y sirven para avanzar en la recuperación de la competitividad, aliviar la carga impositiva, desarrollar las distintas producciones en el interior, fomentar la inserción de los agroalimentos en el mundo y tener a un sector en crecimiento tanto con los chicos como con los grandes productores.
En Coninagro sugieren aplicar el ajuste por inflación en los balances y hacer una devolución automática del IVA a las exportaciones y los productores. Puntualmente para ganadería, creen necesario volver al IVA anual y que haya un sistema de amortización acelerada.
Dentro de la agenda de los 100 días piden que se saquen también las trabas paras las importaciones (DJAI) para insumos básicos y maquinaria agrícola.
Según Coninagro, para los tres primeros meses de gestión el Gobierno debería abocarse, además, en solucionar el conflicto por la propiedad intelectual.
Desde Federación Agraria Argentina (FAA) proponen implementar mecanismos que tiendan a garantizar la "progresividad" de los impuestos, que se identifiquen a pequeños y medianos productores y "se modifiquen los derechos de exportación aplicables diferenciándolos por escala de productor".
Reclaman que se eleve el monto del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias y se actualicen los montos de las escalas.
"Que se elimine el impuesto al valor agregado a los productos de la canasta básica y se establezca un régimen de tarifas de flete diferenciadas para los productores alejados de los puertos", sostiene un documento al que accedió LA NACION.
Para Omar Príncipe, presidente de FAA, el nuevo paradigma debe ser "una agricultura con agricultores". En esa línea sostiene que debe "incluirse a todos los productores por tamaño, por región, por producción con políticas públicas diferenciadas".
"Estos 100 días tienen que marcar una tendencia", remarcó Príncipe.
La entidad también recomienda avanzar sobre las políticas de financiamiento para pequeños y medianos productores que contemplen su capacidad de pago y su ciclo.
Además, FAA habla de "fijar una posición en materia de agrobiotecnología para que la investigación y la tecnología no sean definidas por compañías monopólicas".
"Esperamos que en los primeros cien días de gobierno logre generar espacios de diálogo y de trabajo en el que estemos representados los productores, porque sólo participando todos se podrán construir alternativas para el desarrollo", dijo Príncipe. En agosto pasado, Macri estuvo un foro de políticas diferenciadas de FAA.
Para Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), junto con la eliminación de los Roes y de los derechos de exportación en los primeros 100 días deben terminarse los diversos acuerdos establecidos por la Secretaría de Comercio, elevarse los reintegros en lechería y carne bovina e implementar un programa de financiamiento blando para tamberos. Según Juan Rey Kelly, economista de la entidad, también tiene que aplicarse un programa de financiamiento a productores ganaderos para recomposición de stock y financiamiento para productores agrícolas y economías regionales.
CRA pide resolver "el problema de la cláusula Monsanto y fiscalización del comercio de semillas". En la lista agrega "restablecer el ajuste por inflación" para el sector. "Estamos esperanzados con este cambio político y la gran posibilidad de dar un vuelco definitorio a la relación entre el sector público y el privado", opinó Dardo Chiesa, presidente.
En la Sociedad Rural proponen que el Gobierno trabaje en controlar la inflación y en alcanzar un tipo de cambio competitivo "que brinde la adecuación de los precios relativos".
Para Ernesto Ambrosetti, economista en jefe de la entidad, es necesario trabajar para simplificar el sistema tributario y avanzar en líneas de crédito con períodos de gracia adaptadas a cada actividad y tasas cercanas a las internacionales más el riesgo país.
En la Rural creen, además, que en los primeros 100 días es importante que se devuelvan "las funciones operativas" para las que fueron creados el Ministerio de Agricultura, el INTA, el Senasa y el mismo Inase.
 
Fuente: Infocampo