20 abril 2024

CAMBIANTE, COMO FINAL DE ASCENSO...

Naón lo ganaba por 2 a 0 en el primer tiempo, 12 de Octubre lo empató, y cuando tenía dos menos, en tiempo de descuento, Lacarra le dio la victoria.
1°-naon

Domingo 29 de noviembre de 2011.

Un partido verdaderamente increíble, ante multitud, se vivió en el estadio “Alberto Dehenen” del Club Atlético French, por la primera final del Torneo de Ascenso entre 12 de Octubre (que hizo las veces de local), y Atlético Naón.
Los primeros 90 minutos definitorios dejaron en claro que el Rojo cuenta con un equipo que sabe jugar en sociedad, ante un albiceleste que depende en gran medida de sus individualidades.
En los primeros 45 minutos, el CAN anuló a 12 de Octubre, controlando perfectamente a sus individualidades y golpeó en los momentos justos, primero con Góngora, que tomó un rebote de una tapada de Ormaechea; y luego con Maxi Gómez –de gran tarde-, que cambió penal por gol.
Parecía imposible para 12 de Octubre, pero el equipo de Bonello sabe de milagros, y pudo empatarlo. A poco de la expulsión de Acosta, por doble amarilla, Arruvito descontó y luego Montenegro puso la paridad.
Casi sobre el final del partido, un empellón lícito de Literas sobre Martinelli, que dio con su espalda contra uno de los paredones laterales, desequilibró al jugador de Naón, que vio la tarjeta roja, al igual que Zelaya, por el lado de 12 de Octubre (quien había sido reemplazado minutos antes) y Josserme (arquero suplente del CAN), por ingresar al campo de juego, en varios minutos de protestas generalizadas.
Jesús Rafael, árbitro del cotejo, otorgó siete minutos de adicional, y cuando todo hacía pensar que 12 de Octubre haría la diferencia, Lacarra se hizo un lugar entre 5 defensores del local y disparó cruzado para batir a Ormaechea y poner el 3 a 2 final.
Fue una ida vibrante y espectacular, solamente empañada por algunos incidentes y grescas registradas en las inmediaciones del estadio, en lo que se presume como un error de la seguridad de no impedir el egreso del estadio de la parcialidad visitante, hasta tanto se hayan retirado la totalidad de los locales.
Quedan 90 minutos a jugarse el próximo domingo en Naón, y serán a todo o nada.