13 abril 2024

Profanación: REVELACIONES, Y DENUNCIAS

2015-11-15_00007-1024x768

Miércoles, 18 de noviembre de 2015

El día domingo, "La Trocha" informaba sobre una insólita y aberrante situación registrada en el Cementerio de nuestra ciudad, al tomarse conocimiento de la profanación de la tumba de una niña -fallecida 13 años atrás-, habiendo quedado el ataúd y sus restos esparcidos en un pasillo de la necrópolis.
El día martes, en tanto, esta página recogió los testimonios de la abuela de la menor; mientras que en la mañana de hoy miércoles, Paula y Celeste Luna; mamá y tía, respectivamente de la pequeña, realizaron declaraciones a distintos medios locales, compartiendo una nota con el noticiero local "Cablevisión Noticias".
Al dialogar con los periodistas, Celeste Luna, tía de la menor fallecida, señaló que el hecho le fue comunicado por efectivos policiales aproximadamente a las 11,30 hs. del domingo en su domicilio; pese a que posteriormente pudo saber que había sido advertido aproximadamente a las 8,30 de esa misma mañana.
Celeste Luna indicó que el personal policial la condujo hacia el cementerio Local y que ella misma se encargó de levantar los restos de la pequeña, como lo indicaron los policías, quienes le aseguraron que "no podían tocar los mismos".
También expresó que los restos estaban esparcidos por el pasillo y que los efectivos se retiraron inmediatamente dejándola sola en el lugar, luego de informarle que los peritos ya habían actuado con anterioridad.
Celeste Luna aseguró que la Policía “manifestó que la situación había sido advertida por una mujer; mientras que el sepulturero señala que se trataba de un hombre".

Por otra parte, informaron que deberán esperar entre 10 y 15 días los resultados de las pericias y que en sus visitas diarias al Cementerio habían advertido la presencia de más restos de la pequeña en los pasillos.
Las familiares de la beba revelaron ante los medios que el día lunes mantuvieron una reunión con el Intendente Battistella quien les manifestó que “el se ocupa de los vivos" y que no podía colocar cámaras de seguridad "por un solo caso”.
“Es la primera vez que pasa una situación como esta, pero todos sabemos que hay robos y rituales, por lo que debían haberse colocado alarmas o cámaras de seguridad”, opinaron, asegurando que particularmente nunca habían recibido amenazas ni tienen enemigos.

REVELACIONES
Paula y Celeste Luna revelaron que el nicho de un primito de la beba, contiguo al que fue profanado, también muestra signos de violencia, aunque no logró ser abierto, y que el ataúd de la niña, "fue tirado en un patio trasero”.