17 abril 2024

EL QUE ESPERA…DESESPERA?

soja 2

Lunes 9 de Noviembre de 2015.

La consigna que comenzó a correr de boca en boca estos días entre productores agropecuarios fue la de detener la venta de soja y otros granos hasta el 10 de diciembre ya que podrían obtener mejores divisas con las medidas económicas que tome el nuevo gobierno.
En este sentido, el economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Ernesto Ambrosetti, dijo la tendencia es retener la cosecha. "Ante las expectativas de cambio tanto en el valor del dólar como en la apertura de las exportaciones y disminución de las retenciones, distintos sectores de la economía, entre ellos el agro, han adoptado el famoso dicho americano "the wait and see", esperar y mirar a ver como evolucionan las variables", dijo el especialista.
Las medidas atribuibles a una eventual presidencia de Mauricio Macri, el líder de Cambiemos, son "según se interpreta, una unificación de cambio, que el dólar tomaría un valor distinto", mientras el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli "podría acelerar la devaluación diaria".
Para Ambrosetti, en definitiva son "tres las variables que adquieren relevancia para la toma de decisiones de vender en los mercados por parte de los productores rurales: el tipo de cambio, la eliminación de las trabas a las exportaciones que genera mayor transparencia y competencia en los mercados y anuncios de inversión en infraestructura".
"De aquí al 10 de diciembre muchos productores, los que puedan por sus deudas, tomarán la decisión de esperar para vender y ver si mejoran sus ingresos ante una actualidad que muestra quebrantos permanentes",
Explicó que de acuerdo con el último análisis realizado ya se  vendieron más de 44.5 millones de toneladas de soja, de las 60 millones cosechadas en 2014, lo que significa "en porcentaje más venta que el año pasado", lo que también se explica porque el Banco Nación mantuvo el bloqueo de financiamiento a los productores de soja que necesitaban dinero.
Otro de los conceptos que desgranó es que "para muchos, el 2016 será un año bisagra. Puede ser muy bueno dependiendo de quién gane ¿Porqué? Hay políticas que liberando al agro y motivándolo a invertir, llevarían a producir y exportar más".
"Esto vuelve al país en divisas e ingresos que puede significar varias veces las reservas líquidas que dispone el Banco Central", arriesgó el economista Jefe de la SRA.
Desde el Gobierno el tope de la retención por parte de los  hombres de campo de un importante stock de granos es el próximo 22 de noviembre cuando se defina el balotaje presidencial entre Macri y Scioli.
Mientras que el sitio Valor Soja analizó que es factible "un congelamiento glacial de las decisiones de ventas, tanto de la vieja cosecha 2014-2015 como de la nueva 2015-2016", esta última se producirá en otoño próximo.
Esa posibilidad está basada en que "en un par de meses puedan mejorar notablemente los precios internos (FAS) de los granos, a partir del desmantelamiento de los cepos comerciales y tributarios aplicados por el kirchnerismo".
Además de no vender el acopio está pendiente la siembra del maíz tardío, en diciembre que para Valor Soja son entre 2,1 y 2,4 millones de hectáreas disponibles en todo el país para recibir la semilla de ese cereal".
"Tal superficie sólo se completará en caso de que el cereal sea liberado del doble cepo comercial y tributario" y de lo contrario el área será destinada a soja de segunda implantación.
El escenario se completa con la situación de las economías regionales que directamente no pueden vender su producción: la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios, Copal, registró 20 meses consecutivos de caída de sus exportaciones.
En lo que va de 2015, dejaron de ganar más de 700 millones de dólares y en muchos casos, el comercio exterior representa más del 70% del destino de su producción total, situación que agrava aún más sus niveles de competitividad.
Por su parte, el analista de mercados, Pablo Andreani señaló que "encuestas realizadas en numerosas localidades del interior del país arrojan como resultado que el 70% de los productores no vende su producción actual, pues espera una devaluación o algún tipo de medida que pueda mejorar el precio de sus granos, como por ejemplo la reducción o la eliminación de las retenciones".
 
Fuente: Noticias Agropecuarias