25 octubre 2021

LA UCR SE QUEDO CON 33 MUNICIPIOS

La UCR se quedó con 33 municipios de los 64 ganados por Cambiemos - Con este resultado, el centenario partido prácticamente duplica su presencia territorial en la provincia de Buenos Aires, puesto que actualmente controla 17 distritos.
20151029082610_mapa_municipios_prov_buenos_aires_argentina

Jueves 29 de octubre de 2015.

El radicalismo bonaerense se quedó con 33 de las 64 intendencias ganadas por Cambiemos en la provincia, pero el PRO logró un mayor predominio en la Legislatura provincial, quedándose con 25 de las 32 bancas obtenidas el domingo pasado.
De acuerdo al resultado de las elecciones generales, los candidatos a intendente del radicalismo se quedaron con más de la mitad de las comunas que ganó el frente electoral, mientras que los postulantes del PRO se hicieron con 30 municipios y un aliado proveniente del vecinalismo ganó la restante.
Con este resultado, el centenario partido prácticamente duplica su presencia territorial en la provincia de Buenos Aires, puesto que actualmente controla 17 distritos. Este dato es exhibido como un triunfo por la línea de dirigentes alineados con el presidente del Comité Nacional del radicalismo, Ernesto Sanz, quien impulsó el acuerdo con el PRO frente a las críticas de sectores internos.
En efecto, el radicalismo retuvo los distritos de Adolfo Alsina, Ayacucho, Coronel Dorrego, General Alvear, General Guido, Maipú, Pellegrini, Puán, Saladillo, San Cayetano y Tandil. En tanto, ganó para sí otras 22 comunas, con algunas victorias que sorprendieron a propios y extraños, como la de Berisso (se impuso Jorge Nedela), Chacabuco (Víctor Aiola), Lincoln (Salvador Serenal), San Vicente (Mauricio Gómez) y Trenque Lauquen (Miguel Ángel Fernández).
Los candidatos del PRO, por su parte, se impusieron en 30 comunas y se quedaron, en el reparto interno, con las de más peso electoral del Conurbano y el interior. En el Gran Buenos Aires, los postulantes del macrismo dieron el “batacazo” en distritos como General Rodríguez (Darío Kubar), La Plata (Julio Garro), Lanús (Néstor Grindetti), Morón (Ramiro Tagliaferro), Pilar (Nicolás Ducoté), Quilmes (Martiniano Molina), San Isidro (Gustavo Posse), Tres de Febrero (Diego Valenzuela) y Vicente López (Jorge Macri). En varios de ellos cortaron la hegemonía de históricos “barones” del Conurbano.
Pero en el interior, los referentes PRO también lograron quedarse con comunas de peso, ganando en Bahía Blanca, General Pueyrredón, Junín, Olavarría y Pergamino. En este último distrito, al igual que en 9 de Julio, le arrebataron la comuna a sus socios radicales de Cambiemos.

EL REPARTO LEGISLATIVO
Sin embargo, en la Legislatura bonaerense el macrismo logró la hegemonía de las listas, dejando para la UCR apenas siete de las 32 bancas obtenidas.
En rigor, el escenario se gestó a partir del armado de listas, donde se impuso el criterio del jefe de campaña del PRO para el interior bonaerense, Emilio Monzó. En la cámara de Diputados, el macrismo logró ingresar a 14 legisladores, mientras que el radicalismo se quedó con cinco. En el Senado, en tanto, el partido amarillo obtuvo 11 escaños mientras que sus socios se quedaron con apenas dos.
Todos los legisladores del radicalismo provienen de las secciones del interior provincial: el Conurbano fue totalmente dominado por el PRO, que también se hizo fuerte allí a nivel local.