22 julio 2024

Esteban Videla: DIEGO TOMO MI MANO Y ME RECONOCIO

En diálogo con Esteban Videla, La Trocha Digital pudo conocer el estado de salud de Diego, el convecino que sufriera un grave accidente de tránsito el último sábado y fuera trasladado a Bahía Blanca.

HOSPITAL PENNA

Jueves, 01 de octubre de 2015

Diego fue trasladado el mismo pasado sábado 26, pocas horas después del vuelco con su automóvil en Av. Perón (ex Primera Junta) a la altura del Parque San Martín, al Hospital Penna de la Ciudad de Bahía Blanca.

Fue un viaje eterno, para llegar a Bahía Blanca

"El viaje duró 5 horas y media pero fue como un viaje eterno. En principio se pensó en trasladarlo al Hospital de alta complejidad "El Cruce", de Florencio Varela porque justamente ese día visitó la ciudad el Candidato a Gobernador, Aníbal Fernández y a través suyo habíamos conseguido un lugar allí en el Gran Buenos Aires, pero los médicos ya habían hecho todos los papeles y conseguido una cama aquí en Bahía Blanca y así fue que salimos con Diego en la ambulancia, en un viaje que parecía que no terminaba nunca. En el camino, mi hermano sufrió un paro cardíaco y sin embargo se lo reanimó y soportó el viaje. Los médicos me decían que además de ser muy joven es muy fuerte, y ésto ayudó mucho".

No me contesta con palabras, pero me devuelve gestos

Consultado por cómo se encuentra hoy, Esteban contó que tras cuatro días en coma, Diego despertó y ayer en la tarde le contestó. "No me contestó con palabras, pero sí me respondía con gestos. Está despierto y lúcido pero aún está con ayuda del respirador. Tiene sus manitos atadas porque sino se saca todo".

"Chilo" -así le dicen sus amigos y familiares- agregó que tomándole la mano le pidió que se porte bien, y que le aseguró que en poco tiempo podrá volver a casa a lo cual Diego le levantaba el pulgar. Los médicos le aseguraron que la recuperación está dentro de los parámetros esperados pero se está dando mucho más rápido de lo que imaginaban.

"Diego tuvo un golpe muy fuerte, y le están acomodando poco a poco los órganos pero no hubo necesidad de operarlo. Está un poco sedado para mantenerlo tranquilo y que no se mueva demasiado ni afecte su presión cerebral. Por momentos lo ayuda un respirador y en ciertos instantes se le quita. Tiene una quebradura de clavícula y la paleta derecha, más un ojo un poco dañado".

"Diego es un toro, un león, y ya quiere hablar, expresarse, pero tiene que estar tranquilo. Cuando yo me retiro de terapia se tranquiliza, pero cuando me ve, se desespera"

Esteban está viviendo por estos días en un departamento que le alquila una parroquia cercana al hospital y aguarda la visita de parte de la familia para el próximo fin de semana. Remarcó que Diego sigue siendo un paciente en estado crítico y a la vez que agradeció a todos los que rezaron por él, ruega que sigan todos los que tienen fe haciendo una cadena de oración.