18 enero 2022

DISCRIMINACION “LEGAL” A LAS MUJERES

mujeresLunes 14 de Septiembre de 2015.

Lo llaman discriminación legal: son las leyes y regulaciones que impiden que las mujeres alcancen la misma prosperidad económica que los hombres.

Y en pleno siglo XXI –50 años después del establecimiento de los derechos legales de las mujeres– 155 países alrededor del mundo tienen al menos una de estas leyes.

El Banco Mundial analizó la situación de 173 países para elaborar un informe sobre el tema.

Y el reporte presenta un panorama sombrío sobre los obstáculos legales que millones de mujeres todavía enfrentan para lograr el empoderamiento económico.

Empleos prohibidos

Algunas de estas leyes establecen restricciones al tipo de empleo que una mujer puede realizar.

En Francia, por ejemplo, hay una ley que prohíbe a las mujeres trabajar en empleos que requieran levantar cargas de más de 25 kilos, una carga similar al peso de un niño de 5 años.

Esto significa que las mujeres no pueden trabajar en empresas como FedEx, entregando paquetes.

 
Rusia y Argentina prohíben ciertos empleos para las mujeres.

En Argentina también hay una lista de diversos empleos prohibidos para las mujeres, dice el informe.

En teoría, no pueden trabajar como maquinistas o atizadoras de fuego; manipular o producir materiales explosivos, inflamables o corrosivos; vender bebidas alcohólicas destiladas o fermentadas ni destilar alcohol o producir y mezclar licores.

Y en principio las argentinas tampoco pueden cortar ni pulir vidrio; trabajar en lugares que regularmente contengan polvo o vapores irritantes o tóxicos; engrasar o limpiar maquinaria en movimiento; cargar o descargar barcos o grúas ni transportar materiales incandescentes.

 América Latina - número de leyes discriminatorias contra la mujer:
Chile - 7
Haití, Argentina, Bolivia - 6
Costa Rica - 5
Honduras, El Salvador - 4
Colombia - 3

Brasil, Guatemala, Panamá, Paraguay, Uruguay, Venezuela - 2

Ecuador - 1

Nicaragua, República Dominicana, México, Perú - 0

 Rusia tiene una lista de 456 empleos específicos prohibidos para las mujeres, incluidos conductoras de trenes de carga y operadoras de perforadoras mineras.

Y este tipo de restricciones de empleo basadas en el género existen en 100 países.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, llama a estas restricciones legales impuestas en países "una gran injusticia" que impide que las mujeres puedan participar en la vida económica.

"Las mujeres representan la mitad de la población mundial. No podemos permitir que su potencial no sea utilizado".

Y agrega que "cuando las mujeres pueden trabajar, administrar ingresos y dirigir empleos, los beneficios se extienden mucho más allá del nivel individual: hacia sus hijos, comunidades y economías".

El organismo encontró que en los países donde no hay restricciones en el empleo de las mujeres, la brecha de salarios entre ambos géneros es menor.