27 octubre 2021

UNA COMPUTADORA DESCIFRA EMOCIONES

Jóvenes argentinos desarrollaron "Personality Insights", que usa la capacidad de una supercomputadora para revelar los valores y la personalidad del autor de una carta, un cuento u otro escrito. Se puede probar gratis desde hoy en la Web.

jovenes argentinos
Arriba: El equipo. Adelante Abel Valente, Hernán Badenes y Esteban Dimitroff Hodi. En segunda fila Mariana Bernagozzi, Pablo Najimovich, Ariel Barabas, Mariela Lanza, Federico Carpi, Eduardo Coria, Agustín Casamayor. Atrás Francisco Manuel Gómez Sanchez, Raúl Lap

Jueves, 13 de agosto de 2015

Que las máquinas no estén programadas para expresar sus sentimientos no significa que sean incapaces de reconocerlos. Un grupo de investigadores argentinos desarrolló una herramienta que, a partir del análisis inteligente de textos, es capaz de revelar las emociones, inquietudes, valores y deducir las características de cada personalidad. A partir de hoy, se habilita la versión en español para experimentar con este complejo razonamiento digital.

Se trata del Personality Insights un módulo que a través de la capacidad de procesamiento de la supercomputadora Watson de IBM, realiza un análisis lingüístico de tuits, mensajes en foros, discursos, comentarios en redes sociales y lo compara con más de 100 indicadores tomados de modelos psicológicos. El resultado es un perfil que incluye las particularidades de cada individuo, en donde este producto pone de relieve el grado de sociabilidad, el nivel de optimismo que exhibe y sus desconfianzas, entre otras variables.
“Este servicio que se consulta a través de la Web, se basa en los modelos descriptivos de la psicología llamados Cinco Grandes o Big Five, que considera que existen cinco rasgos básicos de nuestro carácter: apertura a nuevas experiencias, responsabilidad, reflexión, amabilidad y nivel de inestabilidad emocional”, explica Hernán Badenes, líder de I+D para Watson en SilverGate, equipo de investigación de IBM Argentina.

La inteligencia artificial de Watson es parte de un servicio en la nube que representa la nueva era de computación cognitiva basada en la habilidad de interactuar en lenguaje natural y procesar grandes cantidades de datos. A diferencia de la Watson original, hoy es 24 veces más rápido, redujo la base de código en un 30%, mejoró el rendimiento del sistema un 2.400%; redujo los requisitos físicos den un 90%, ahora se puede ejecutar desde un solo servidor.
“Dentro de la plataforma Watson Developer Cloud, que incluye 20 servicios distintos, como la transcripciones de grabaciones de voz a texto o responder a preguntas por escrito, se incluyó la demo de Personality Insights que tienen como objeto demostrar cómo se puede aprovechar este instrumento. Uno de los requisitos es que el texto que se ingrese tenga unos 3.500 caracteres”, indica Agustín Casamayor, investigador de SilverGate, equipo de IBM Argentina.

Para explorar el umbral de profundidad de Personality Insights, se contrastó un cuento de Julio Cortázar (Continuidad de los parques) con un párrafo del primer capítulo (Nuestra Imagen del Universo) de Historia del tiempo, de Stephen Hawking.

Las principales observaciones que el sistema efectúa sobre la personalidad del escritor argentino se resumen en: “Usted es una persona que mantiene la calma bajo presión: maneja eventos inesperados con calma y efectivamente. Es relativamente indiferente con alcanzar el éxito y disfrutar de la vida. Y prefiere actividades con un propósito más grande que el sólo deleite personal”. Mientras que en los datos detrás de su personalidad, se enumeran, entre otros: 90% de imaginación, 85% de intelecto, 92% de confianza en uno mismo, 71% de simpatía.

En cambio, al astrofísico británico lo describe así: “Usted considera que ser independiente lo guía en gran parte de lo que hace: le gusta establecer sus propias metas para decidir cómo alcanzarlas mejor. Está motivado a buscar experiencias que lo provean de una fuerte sensación de organización”. En términos porcentuales, reúne un 91% de seguridad en uno mismo, 98% de apertura al cambio, 0% de amor, 3% de vulnerabilidad.

Para entender como opera esta supercomputadora, sus creadores apuntan que es una tecnología cognitiva que procesa la información más como un ser humano que una máquina. Es decir, mediante la comprensión del lenguaje natural, la generación de hipótesis basadas en la evidencia y va aprendiendo a medida que avanza. Y “se vuelve más inteligente” de 3 maneras: al ser enseñado por sus usuarios, mediante el aprendizaje de las interacciones previas y al comenzar con nueva información.

Fuente: Diario de Cultura