23 octubre 2021

#IceBucketChallenge: ¿SE LOGRO ALGO?

150803161440_icebucketchallenge_cubeta_desafio__624x351_mndassociation_nocredit
Martes 4 de agosto de 2015.

El verano pasado las redes sociales estaban repletas de videos de gente que se echaba encima una cubeta de agua helada. ¿De qué sirvió y hasta qué punto se beneficiaron las organizaciones de caridad?
Se compartían videos en las redes sociales, se nominaba a amigos para que hicieran lo mismo y hasta un sinnúmero de celebridades se mojaron frente a la cámara supuestamente por una buena causa, apoyar los esfuerzos para la investigación sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig.
Se describió como el fenómeno global de redes sociales más grande hasta ahora: más de 17 millones de persodas subieron videos a Facebook que después fueron vistos por 440 millones de usuarios en todo el mundo.
Y las organizaciones de caridad vinculadas al desafío global notaron que sí llegó el dinero.
En Estados Unidos la Asociación para la Esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés) recibió grandes aportaciones a raíz del desafío global.
Más de 17 millones de persodas subieron videos a Facebook que después fueron vistos por 440 millones de usuarios en todo el mundo.
Esta asociación sin ánimo de lucro representa a enfermos que padecen esa dolencia, pero también otros trastornos neurológicos diferentes que afectan a las motoneuronas.
Sólo en los meses de agosto y septiembre de 2014, cuando el fenómeno del desafío estaba en su punto más álgido, esta organización recibió US$115 millones en donaciones.
Según la asociación, el dinero ayudó a triplicar la cantidad que invierte anualmente en investigación.