18 octubre 2021

...Y CHAU MANCHA!!!

Crearon una prenda que repele las manchas. “Pensé que aplicar esto a una blusa cambiaría la vida de mucha gente", dijo su creadora.
ANTIMANCHASC

Martes 30 de junio de 2015.

Después del Apple Watch, de las camisas sin arrugas y del biquini antiquemaduras, la moda y la ciencia vuelven a ir de la mano con una firma neoyorquina que inventó lo que parecía imposible: la blusa blanca que repele las manchas de café, vino, ketchup y hasta chocolate.

Se trata de la “blusa repele manchas” ideada por Elizabeth & Clarke, un sello online que se enfoca en diseñar blusas y camisetas básicas de buena calidad a un precio razonable y que a partir de septiembre entregará las primeras camisas transpirables para mujer que ni la mostaza puede atravesar.
“Había visto un uso similar de la tecnología en el sector industrial o comercial, un aerosol usado en máquinas y tejidos, y pensé que aplicar esto a una blusa cambiaría la vida de mucha gente”, dijo la creadora de la iniciativa, Melanie Moore.
A través de la nanotecnología y de la colaboración con un químico, Elizabeth & Clarke consiguió que la formulación aplicada a la camisa todavía permita que el tejido, un crepé de chine, sea tan suave, cómodo y transpirable como el resto de blusas semejantes.
Esta nueva tecnología está hecha a prueba de cualquier mancha con base acuosa o aceitosa que pueda interrumpir el día a día de la mujer trabajadora. Moore asegura que se dirige a un público femenino de entre 30 y 50 años, “profesional, que es madre o que quiere serlo, y que está muy ocupada”.
Así, en los 6 meses de pruebas que les llevó encontrar la fórmula correcta, Elizabeth & Clarke probó su camisa con “cualquier líquido, comida o sustancia que puedas encontrar en casa”, desde leche, nata, vino, café, salsas o hasta el jugo más pringoso de un kebab. En resumen: “Cualquier cosa que podrías tirarte encima”.
Elizabeth & Clark, cuyas camisas cuestan entre 25 y 50 dólares y se podrán comprar en blanco, negro o rosa, lanzó un programa de financiación colectiva por Kickstarter para propulsar su iniciativa que superó todas las expectativas