18 octubre 2021

Adolescentes: EL 40% ES VÍCTIMA DE BULLYING

Una asociación relevó las ocho conductas más comunes del hostigamiento entre pares y sus efectos; proponen incorporar una materia sobre habilidades sociales

bullying-4Miércoles 24 de Junio de 2015.

El mundo adolescente tiene su propia violencia, a la que los adultos no parecen estar prestándole atención: 4 de cada 10 chicos de entre 13 y 16 años son víctimas del bullying y sólo reclaman que les presten atención cuando piden ayuda para que termine lo que viven como un "calvario", de acuerdo con los resultados de un relevamiento de la Asociación Ciudades Sin Bullying.
"El problema se agrava cuando docentes y familias minimizan las actitudes de acoso por parte de los pares y cuando desde el Estado no hay una política pública específica y sostenida", aseguran desde el equipo de investigación que lideró Guillermina Rizzo, doctora en psicología y titular de la asociación.
Coacción, hostigamiento, intimidación, amenazas, agresiones y bloqueo, exclusión y manipulación social son las principales formas que adopta el hostigamiento entre los adolescentes. En todos los casos, cuando el mundo adulto no interviene a tiempo, los daños emocionales y psicológicos de las víctimas se traducen en un problema de salud pública.
Ansiedad, estrés postraumático, baja autoestima, distimia, recuerdos y sensaciones negativos que vuelven una y otra vez, y hasta malestar físico o enfermedades son algunas de las consecuencias del acoso y de la violencia escolar.
De acuerdo con la experiencia de la asociación en distintos puntos del país, esto no se resuelve con un día de reflexión en el aula, sino con la "urgente" incorporación de una materia escolar sobre convivencia y habilidades sociales.
UN PROBLEMA PENDIENTE
Las ocho conductas a través de las que se manterializa el bullying tienen características que hay que saber reconocer
1 Hostigamiento: 39,3%.
Se manifiesta mediante el desprecio y la falta de respeto por la dignidad del adolescente. Incluye la ridiculización, la burla, el menosprecio, los apodos, la crueldad, el uso de gestos de desprecio y la imitación burlesca
2 Intimidación: 30,6%
Es más común con las mujeres. Las víctimas sufren persecución, amedrentamiento, hostigamiento físico o acoso a la salida de la escuela, que las "consumen emocionalmente"
3 Amenazas: 22,5%
La extorsión es el instrumento más utilizado en esta conducta orientada a atemorizar y hasta poner en riesgo la integridad física del chico o de su familia
4 Coacción: 44%
Se busca que la víctima actúe contra su voluntad, pero sobre todo se persigue poder social en el entorno. Las víctimas pueden sufrir hasta vejaciones, que callan por miedo o vergüenza
5 Bloqueo Social: 40%
Esta forma de acoso aísla al adolescente. Prohibirle jugar en grupo y hablar con otros o exigir que nadie se relacione con él son indicadores de un intento de quebrar la red social de apoyo del adolescente. A veces, se lo hace llorar ante sus pares para presentarlo como alguien débil, indefenso o estúpido
6 Exclusión social: 34,2%
El objetivo es aislar al adolescente de toda actividad. "Vos no" es la expresión común para segregarlo socialmente. Al "ningunearlo", tratarlo como si no existiera e impedir que se exprese o participe en juegos, se produce el vacío en su entorno
7 Manipulación social: 25,6%
Esta conducta apunta a distorsionar la imagen social de la víctima y poner al resto en contra a través de comentarios negativos y distorsionados. Se "cargan las tintas" sobre lo que hace o dice, o hasta lo que no ha dicho ni hecho. Todo sirve para inducir el rechazo de otros, que se suman involuntariamente al "jefe" del acoso
8 Agresiones: 26,1%
Son los ataques físicos o psicológicos más directos y exigen la intervención más urgente para proteger a la víctima. Incluyen el robo o la destrucción de las pertenencias, gritos, insultos o burlas