10 abril 2021

Vacuna: NO QUEREMOS VARICELA

Lunes 15 de Junio de 2015

El Ministerio de Salud arrancará hoy con la distribución de las primeras 200.000 dosis en las 24 provincias.
20-VACUNAC
La varicela es la enfermedad eruptiva más frecuente de la infancia, y cada año provoca un promedio de 17 muertes, 400.000 nuevos casos y unas mil hospitalizaciones.
De esta forma se da cumplimiento a lo dispuesto por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que en junio del año pasado incorporó tres nuevas inmunizaciones al Calendario Nacional -contra la varicela, el meningococo y el rotavirus-, en el marco de una política de equidad en salud que en los últimos 12 años elevó el número de vacunas gratuitas de 6 a 19.
La campaña. La cartera sanitaria ya adquirió las vacunas necesarias para proteger con un esquema de una dosis a los 750.000 niños que cumplan 15 meses durante este año, incorporando a la estrategia de prevención primaria a los niños que hayan nacido a partir el 1 de octubre de 2013.
El Estado nacional compra y distribuye las vacunas para su aplicación gratuita en los más de 8.500 vacunatorios públicos.
El objetivo es disminuir la incidencia y la mortalidad por varicela en la población vacunada, así como en poblaciones de riesgo que no pueden recibirla (embarazadas, inmunocomprometidos) y otros grupos no inmunizados, ya que alcanzando elevadas de cobertura en la población objetivo, se limita la circulación viral y se beneficia en forma indirecta al resto de la población.
La enfermedad. La varicela es una enfermedad infectocontagiosa aguda producida por el virus varicela zóster (VVZ) y es la afección exantemática (que causa erupciones en la piel) más frecuente de la infancia.
Se calcula que en Argentina causa aproximadamente 400.000 casos nuevos cada año, habitualmente en la primera década de vida.
Si bien la varicela es generalmente considerada una enfermedad benigna de la infancia, puede observarse que las muertes por esa causa ocurren en todos los grupos etarios. Entre 1997 y 2012 hubo 272 defunciones por varicela, con un promedio de 17 fallecimientos al año.
Salvo la vacunación, no se dispone de ninguna medida útil para prevenir eficazmente la propagación de esta enfermedad en una comunidad susceptible, ya que se trata de una patología extremadamente contagiosa y con alta tasa de ataque secundario.