3 diciembre 2021

UN INTENDENTE VECINO, A JUICIO

La Justicia ratificó el juicio al intendente de Pehuajó, Pablo Zurro - La Cámara de Apelaciones ratificó las anomalías que surgen de la compra de materiales para el arreglo de las calles de tierra de la ciudad en el ejercicio contable de 2005.

20150610081715_pablo_zurro_pehuajo_ba
Jueves 11 de junio de 2015.

La causa “dolomita”, que involucra a varios funcionarios públicos de alto rango y al actual intendente pehuajense Pablo Zurro, tiene novedades. La nueva sentencia de la Cámara de Apelaciones del Departamento Judicial de Trenque Lauquen ratificó las anomalías que surgen de la compra de materiales para el arreglo de las calles de tierra de la ciudad en el ejercicio contable de 2005.
Según la sentencia de la Cámara y de acuerdo a lo informado por el Diario Hoy de La Plata, no sólo se habrían pagado altos sobreprecios en relación con los valores reales del mercado por la compra de toneladas de piedra (denominada “dolomita”), sino que también el Municipio habría abonado el doble al valor de la mercadería ($ 3.700.000) y habría simulado la compra -sin ser recepcionada por el Municipio, tal denunciaron los radicales.
“La dolomita es una patente grabada en la frente del intendente y es lo que lo tiene mal. Es un estigma que tiene el intendente y yo no quisiera estar en su piel, realmente. Ningún intendente quisiera tener que sufrir un proceso penal, pero si lo tiene será por algo”, comenzó diciendo Jorge Luis Hansen, presidente de la Unión Cívica Radical.
Irregularidades
“No estábamos jugando los concejales de la UCR cuando fuimos, junto a otros concejales, a declarar. Con observar un poco se encuentran las irregularidades porque han dejado hasta las huellas de los pies”, advirtió el titular del Comité, que espera que la Justicia decida si existe un ilícito penal, y de haberlo, que identifique a los responsables.
Cabe señalar que el 18 de mayo último, en forma unánime, la Cámara de Apelaciones emitió un fallo ante el recurso de apelación interpuesto por los defensores particulares de los cuatro funcionarios públicos imputados de Fraude a la Administración Pública: el ex intendente Juan Carlos Mascheroni, el jefe de compras Víctor Gustavo Bolognesi, el contador municipal Pedro Eugenio Ornat, contador municipal, el hoy jefe comunal Pablo Javier Zurro, junto al camionero Héctor Antonio Ávila. La Cámara ratificó y ahondó todos y cada uno de los fundamentos del juez de Garantías Dr. Gerardo Palacios Córdoba, que lo llevaron en su momento a acoger la solicitud de la Fiscalía de elevar a Juicio Oral y Público la denuncia efectuada.
“Zurro ha dicho a todos los medios que está deseoso de ir a declarar. Otra mentira más. Porque siempre le da órdenes a sus abogados para que interpongan acciones para no llegar nunca a sentarse a declarar. Se sentó una vez delante del fiscal y declararon todos los imputados con motivos suficientes para que el fiscal diga que defraudaron, hechos que convencieron al juez de Garantía. Ahora convencen también a la Cámara de Apelaciones. Ojalá no sea culpable. Nadie quiere tener un intendente culpable y ensuciado con esto. Lo que sí decimos es que hay un gran paraguas de protección. Alguien fue y a algún lugar fue la plata”, cerró Hansen.