20 enero 2021

¿CUANTO, QUE Y COMO LEEN LOS ARGENTINOS?

 
0000084056
Según un estudio realizado en Capital y Gran Buenos Aires, ocho de cada diez personas leen libros durante 15 minutos seguidos. Un sociólogo analiza los resultados recabados.

Jueves 21 de mayo de 2015.

Según un relevamiento realizado por la Facultad de Comunicación de la Universidad Abierta Interamericana y la consultora de comunicación HRC, a 600 hombres y mujeres habitantes de Capital Federal y del Gran Conurbano de Buenos Aires, ocho de cada diez personas lee libros por lo menos durante quince minutos seguidos y cinco de cada diez lo hace por placer. A pesar de que la diferencia es mínima, las mujeres son más lectoras: el 79.7% de ellas en contraposición al 78.6% de los hombres. Con respecto a las edades, quienes más leen son los encuestados de entre 30 y 39 años en primer lugar (84.1%) y quienes tienen entre 18 y 29 años en segundo lugar (83.2%).
“Por lo general, la mujer tiende a leer más que el hombre y es una realidad. Muchas mujeres se vuelcan y se apasionan con el género de ficción y las novelas, cosa que los hombres son más reacios. Es una cuestión social y de estereotipo”, explica José Miguel, Sociólogo y escritor independiente. Justamente, el género más elegido, es la ficción (52.2%), y el promedio de lectura es de entre cuatro y seis libros al año (34.6%). El género erótico, en cambio, es el de menor preferencia (12.3%) aunque con la famosa novela 50 Sombras de Grey el público se inclinó como nunca antes.
A la hora de hablar de autores, el 34.6% de los encuestados lee a escritores argentinos, el 26.7% a latinoamericanos, el 20.8% a europeos y el 17.2% a estadounidenses y el 0.6% a asiáticos. “El argentino promedio trata de acudir mucho a lo argentino. Es por eso que no es descabellado el resultado de la encuesta. No sólo porque tenemos excelentes escritores, si no por una cuestión de nacionalismo”, cuenta Miguel.

UN 21% DE LOS ENCUESTADOS NO LEE
Dentro del estudio realizado por la UAI y la consultora HRC, hay un 21% dentro de los 600 encuestados que directamente no lee. El 47.8% es porque no está habituado a leer y el 21.3% porque el precio de los libros es elevado. “El precio del libro es algo que influye, sobre todo por la situación económica que vive nuestro país. La realidad que también, por parte de los gobiernos acentuando en el de turno, donde la cultura es ninguneada y bastardeada, donde parece que ser intelectual y querer superarse fuera un delito”, remarcó el Sociólogo.
En otra arista del informe, y contrario a lo que podría pensarse, la mayoría de los encuestados lee más durante la semana (44.7%), durante la noche antes de acostarse (42%). Además, la casa propia es el mejor lugar para leer (el 85.5% de los encuestados), seguido por el transporte público. Por último y para destacar es la variante que se ha generado en cuanto al formato elegido. El 87% de los encuestados opta por el modo tradicional de lectura: en papel. Y, pese al avance de las tablets, el 64.7% no estaría dispuesto a abandonar ese formato para leer sólo en digital.