17 octubre 2021

JAQUE PARA EL TRIGO Y LA CEBADA

Jueves 30 de Abril de 2015

La cosecha de trigo y cebada en el sudoeste bonaerense está en crisis por los precios internacionales y la falta de una política activa por parte del gobierno nacional en la materia. Las caídas promedio rondan el 20%.
La falta de reglas de juego claras y la carencia de una política acorde a la situación que se vive hoy en día en la Argentina y el mundo, ha llevado a que el sector agropecuario se encuentre pasando un momento delicado, corriendo el riesgo de que las cosechas de trigo y cebada en el sudoeste bonaerense tenga uno de los rindes más negativos de los últimos años.
La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca elaboró un informe lapidario, en el que detalla los serios inconvenientes que tienen los pequeños y medianos productores de la provincia para llevar adelante la cosecha de estos cereales. También consigna los serios problemas que le esperan para la cosecha del año que viene.14587_trigo[1]
El estudio de la entidad rural habla sobre el cultivo de Cebada. El resultado económico se desglosa entre Cebada cervecera o forrajera, según los parámetros de calidad obtenidos de proteína y calibre. En ambos casos los costos de implantación y manejo son similares, y sólo difieren en la aplicación de fungicida. La gran diferencia se observa en el precio, donde la cebada forrajera percibe un 30% menos que la cebada para maltería.
En el caso del trigo, el panorama es muy negativo para los productores y por eso muchos ruralistas decidieron poner en arrendamiento sus campos antes que trabajarlos para sacar exiguas ganancias. Esta erosión de precio, que sin duda afecta directamente al productor y en forma indirecta a toda la cadena comercial, deja como resultado una gran incertidumbre. Hoy por hoy el productor no sabe si sembrará, y las estimaciones arrojan una caída del 20% del área de cosecha fina. Por el lado comercial ya se perciben problemas por el cese en la cadena de pagos de los insumos.
Sumado a ello, la imposibilidad de comercializar su actual producción y la falta de acceso a herramientas financieras, pusieron a los ruralistas en un momento de grandes dificultades económicas para afrontar la próxima campaña, que seguramente en caso de realizar la siembra el paquete tecnológico a aplicar será a costos mínimos. El informe de la Bolsa de Cereales detalla que todo esto complica aún más la viabilidad de los pequeños y medianos productores del sudoeste bonaerense, los cuales año a año son menos. El estudio da cuenta que, ante la falta de rentabilidad de sus establecimientos, salieron a ofrecer en alquiler sus campos, sin encontrar demanda por parte de las empresas o grandes productores que, en contrapartida, se están retirando del sector al no renovar los contratos de alquiler, por no encontrar en la agricultura una actividad redituable.
Fuente: Diario Hoy