20 octubre 2021

YOUTUBE: una joven tentación

 
Sábado, 18 de Abril de 2015
¿Es el fin de la TV? El acceso irrestricto a Internet modificó la manera de relacionarse con las pantallas para los chicos de entre 8 y 18 años
Para los nativos digitales, la televisión es casi un objeto en extinción. Y si queda alguna duda, basta con echar una mirada a lo que pasó el domingo pasado en La Rural durante el Club Media Fest, una especie de cumbre de youtubers (gente con algún talento que sube videos a la plataforma, que son vistos por millones de personas en todo el mundo). Más de 50.000 fanáticos vivaron a sus ídolos y decretaron en varios discursos, de paso, la muerte de la televisión tradicional.
youtube 1
Claro que para la mayoría de las personas que escapan al rango que va de los 8 a los 18 años este medio sigue vivo. Y seguirá estándolo, así como la radio y el cine sobrevivieron a la televisión. Pero, sin duda, Internet modificó la manera en que los chicos se relacionan con todas las pantallas. Y hay una generación que ya no prende la televisión. "En casa mis hijos ya no ven tele. Están con la tableta, mirando YouTube o Netflix. Ellos eligen qué, cómo, cuándo y dónde ven los contenidos que les interesan", reconoce Nicolás Méndez, papá de tres hijos de entre 6 y 9 años. "En realidad, lo que baja es el uso de la televisión como aparato, no los contenidos -aclara Roxana Morduchowicz, especialista en consumos juveniles y autora del libro Los chicos y las pantallas-. Lo que sucede es que los adolescentes de ahora tienen una fórmula que no teníamos los jóvenes del siglo XX: ver cuando quiero, donde quiero y con quien quiero. Los chicos de hoy no comulgan con el menú rígido que ofrece la televisión."
Claro que en la Argentina la televisión sigue siendo el medio de entretenimiento predominante. "Es la única pantalla presente en todos los hogares -dice Morduchowicz-. A medida que la penetración de Internet se masifique, la televisión va a dejar su lugar predominante en detrimento del resto de las pantallas. Cuanto mayor es el nivel socioeconómico de una familia, menor es la presencia de la televisión y su lugar es ocupado por las pantallas más recientes, como el celular, la computadora y la tableta."
Carolina Duek, investigadora en temas de la infancia, doctora en Ciencias Sociales y magíster en Comunicación y Cultura, describe cómo es el vínculo con las nuevas pantallas: "Es un tipo de recepción individual, en la cama. No se juntan con sus amigos a ver YouTube, aunque sí lo comentan después. Es un consumo más fragmentado, encapsulado y muchas veces siguiendo el algoritmo que «propone» YouTube". Morduchowicz también se refiere a este nuevo consumo: "Para nosotros, el zapping era una actitud frente al televisor; hoy es una actitud frente a la vida. El consumo es salteado y simultáneo, con ventanas abiertas que se superponen".
Frente a este nuevo escenario, la pregunta de si la televisión logrará sobrevivir a Internet es casi obligatoria. Y la respuesta, para Morduchowicz, es afirmativa. "No creo en la extinción de la televisión. Los contenidos televisivos se siguen viendo, aunque de otra forma. Creo en la convergencia de las pantallas: pantallas plurales. Como no desapareció ni la radio, ni el cine, ni el diario en papel, la tele tampoco desaparecerá, pero deberá decodificar estos nuevos usos que le dan las nuevas generaciones."