20 octubre 2021

5 TIPS PARA DORMIR BIEN

COMO DORMIR InsomnioEl insomnio es un desorden del sueño que impide dormir durante períodos prolongados de tiempo, e incluso no permite a una persona dormirse por completo.

Sábado, 18 de abril de 2015.

Este puede ser causado por un número de razones, como la alimentación, la tensión, los remedios, el  alcohol e incluso por ciertas emociones, como el miedo o el temor.
Otras veces se debe a cosas que son cotidianas, y que creemos que no nos afectará pero a largo plazo si lo hacen.
COMO DORMIR Cuadro insomnio
1 Programar
Al decidir la hora en que vayamos a levantarnos a diario, debemos pensar en una que podamos cumplir de manera realista todos los días. Al menos de lunes a sábados. Podremos quedarnos en la cama una hora más un día por semana, y 30 minutos más al día siguiente. Sin embargo, es importante que nos apeguemos a la hora que hemos fijado para levantarnos el resto de la semana.
Con las gallinas, no.
Si bien para comenzar con este hábito, nos veremos tentados de irnos a la cama temprano, no tenemos que acostarnos con las gallinas. Idealmente, debemos pasar el 85% del tiempo en la cama durmiendo. Calcularemos la hora de levantarnos, le restaremos 8 o 7 horas y ese será el horario perfecto para ir a dormir.
2 Ajustar nuestro reloj biológico
Es fundamental volver a trabajar sobre nuestro reloj biológico y ajustarlo.
Tendremos que permitir que llegue bastante luz a nuestros ojos por la mañana para ayudar al organismo a reajustar el reloj interno. Una caminata rápida o un desayuno al aire libre deberían ser suficientes. Si necesitamos una siesta, que no sea de más de 10 a 15 minutos.
3 Reducir la ansiedad
Cuando nos levantemos, dediquemos cinco minutos a escribir todos los pensamientos improductivos que hayamos tenido durante la noche sobre el sueño. Tal vez creamos que no podremos desempeñarnos bien en el trabajo o que tendremos un mal día si no dormimos ocho horas. Cuestionemos estas ideas y reemplácemoslas por pensamientos positivos.
4 Acostarnos, solo para dormir
La cama es para dormir, no para reflexionar. Repasemos las cosas que nos preocupan y si es necesario, anotémoslas para resolver al otro día. Teniendo lápiz y anotador junto a la cama, si surgen nuevos pensamientos mientras intentamos dormir, podemos anotarlos para recordarlos al día siguiente.
Evitemos el ejercicio enérgico de tres a cuatro horas antes de acostarnos, y dejemos de trabajar o de estudiar al menos una hora antes. Leamos un libro (fuera de la cama), escuchando música o realizando cualquier otra actividad que reduzca el ritmo del organismo.
5 Y si despertamos de imprevisto?
Si al acostarnos nos sentimos tensos o ansiosos, será difícil dormir. Si no logramos conciliar el sueño en 20 minutos podemos levantarnos y realizar alguna actividad relajante hasta sentir sueño (leer, etc). Preferentemente debemos intentar relajarnos sin levantarnos, para descansar tranquilamente.
Lo mismo si nos despertamos y no logramos volver a dormir enseguida. Debemos realizar algo relajante o permanecer tranquilos hasta recuperar el sueño. Si damos vueltas y vueltas en la cama, no estamos descansando.