23 octubre 2021

UN CAMPO MAS PROFESIONAL

 
Martes 7 de abril de 2015
En un país que se posiciona como uno de los principales proveedores de alimentos para el mundo, la demanda de agrónomos continúa siendo firme y tiene buenas perspectivas. No obstante, desde los sectores público y privado señalan la necesidad de integrar estos conocimientos con otras áreas como la administración agraria, las ciencias ambientales, la biología, la sociología, la informática, la política y la economía, entre otras.
De este modo se expresaron funcionarios, empresarios, extensionistas, docentes, investigadores y emprendedores que participaron recientemente del 4º Foro Laboral, organizado por la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), donde se analizaron los perfiles de profesionales más buscados por el sector agroalimentario, con un fuerte hincapié en el valor de la interdisciplinariedad.
images (1)
Durante la apertura del evento, Marcela Gally, vicedecana de la FAUBA, recomendó a los estudiantes empezar a vincularse con su futuro profesional desde el comienzo de sus carreras, para elegir un conjunto de materias en función de sus intereses y especializarse durante el mismo ciclo de grado. Los alumnos tuvieron la posibilidad de interactuar mano a mano con directivos de recursos humanos de empresas y del sector público.
Referentes del Ministerio de Agricultura de la Nación y del INTA se refirieron a las oportunidades de empleo que surgen de organismos del Estado. Cada año, el INTA selecciona entre 70 y 80 becarios por concurso, en diferentes modalidades. Una de ellas son las becas para estudiantes de hasta 26 años que están en el último tramo de la carreras de agronomía y veterinaria. Otras modalidades son becas de formación para jóvenes de hasta 30 años, en áreas que el INTA detecta como poco desarrolladas en todas sus unidades. También hay becas para técnicos recibidos, de hasta 28 años de edad, y concursos para investigadores ya formados y con posgrados, de hasta 38 años.
El sector privado también estuvo presente en el Foro. Mercedes Cid, responsable de la selección de personal de Dupont desde la Argentina para el Cono Sur, advirtió: “Existe una alta demanda de profesionales vinculados con el sector de agroalimentos. Sin embargo, hace falta un mayor número de personas formadas, ya que cada año sólo se recibe un agrónomo cada ochos abogados”.
En la misma tónica, Diego Lerini, de Molinos Río de la Plata, consideró: “Más allá de la formación académica, buscamos personas que les guste aprender, hacer, crecer e innovar”. En esta empresa argentina, que participa con el 23% de los alimentos que comemos a diario en nuestro país, los agrónomos ocupan un rol central en sus negocios de marcas y commodities.
Otra posibilidad de salida laboral es generar un emprendimiento propio, lo cual también mereció un capítulo especial en el Foro. Ruben Cesar, docente del curso “Desarrollo Emprendedor”, indicó: “El número de estudiantes con intención emprendedora de los últimos años viene creciendo. Esto da cuenta de los esfuerzos de la universidad por responder a la demanda de los estudiantes y del entorno, aunque también evidencia la necesidad de incrementar los esfuerzos en este campo del conocimiento”.
Fuente: Clarín rural