18 octubre 2021

"MADRE DE TODAS LAS VIGILIAS"

La Semana Santa, es para la comunidad religiosa de la Iglesia Católica, la mayor expresión de fe, que acerca a dios, al amigo, al familiar y a quienes más lo necesitan.
Una ceremonia, donde la Iglesia celebra la noche del Sábado Santo en forma muy solemne la Vigilia. La celebración comienza con la bendición del fuego nuevo, que ilumina y alegra la oscuridad, y refleja el resplandor de Cristo. Es bendecido también el cirio pascual, que permanecerá encendido durante los cincuenta días de la Pascua, y lleva inscritas las letras griegas ALFA y OMEGA, signo de Cristo, luz del mundo y principio y fin de todo.
descarga (4)
Con el ingreso procesional en el templo se produce el reencuentro del Hijo de Dios encarnado con su pueblo, y sigue una proclamación en alabanza de la luz que es Cristo, entonada por un diácono. Comienza después una serie de lecturas del Antiguo Testamento, con sus respectivos cánticos, que anticipan el misterio de la Redención realizada por el Cristo esperado, que sufrió por nosotros la muerte y a quien el Padre resucitó. Y continúa la Santa Misa, en la cual, después del Evangelio se bendice el agua para los bautismos, y se renuevan las promesas de los fieles.
La Iglesia otorga a la Vigilia pascual un lugar muy especial; la llama “Madre de todas las Vigilias”. La hora en que se celebra no es demasiado habitual, pero por tratarse de un acontecimiento tan importante, se recomienda y encarece la participación de los fieles.
El Domingo de Pascua se celebra la Resurrección, con el descubrimiento del sepulcro vacío, y las apariciones del Señor a sus discípulos. Y cada domingo del año renueva y actualiza la celebración pascual.