21 octubre 2021

ECONOMIAS REGIONALES: EL INTERIOR CRUJE

REGIO 2El interior del país mantiene una dinámica propia, a través de las economías regionales, que en la actualidad soportan un momento complejo. El economista Jorge Day del instituto Ieral, de la Fundación Mediterránea, advirtió en un estudio que 2015 apunta a ser un "año difícil" para las economías regionales.
Day consideró que "la combinación de progresivo atraso cambiario interno con precios internacionales en descenso, deriva en caídas del orden de 50 % en indicadores de rentabilidad, tomando 2006 como referencia, para una buena parte de los productos emblemáticos de las economías regionales".
"La inflación registrada a posteriori de la devaluación del peso de enero de 2014 terminó anulando el intento de recomponer precios relativos, al tiempo que en el mercado mundial predominó la tendencia negativa en las cotizaciones", dijo el economista.
También aseguró que de 20 productos monitoreados, sólo cinco registran mejoras en los precios internacionales respecto de diciembre de 2013, en tres se advierte estabilidad y caídas "significativas" en doce.
A esto agregó que "la pérdida de competitividad se agrava por la divergencia del recorrido del tipo de cambio real de Argentina con el de países vecinos, que son competidores y clientes, a la vez, en muchos de los productos considerados".
Explicó que cuando el dólar oficial se atrasa frente a la inflación, pasa a ser una preocupación para exportadores y productores regionales, porque sus costos en dólares crecen. Este hecho puede verse compensado si aumentan sus precios internacionales, pero esto no ocurre en la mayoría de los casos como sucede con el caso de las peras y manzanas del Alto Valle de Neuquén que ya tienen competencia en Brasil de frutas europeas más baratos.
"Con precios en baja y países que devalúan sus monedas, un salvavidas para las economías regionales podría ser un dólar más alto en nuestro país", analizó el especialista. Pero agregó que "dadas las condiciones políticas, el gobierno nacional hará todo lo posible por evitarlo, para no alterar el mercado interno".
"Esta estrategia política no será gratuita, puesto que terminará perjudicando notoriamente a las economías regionales", señaló.